La hija de Paul Walker llega a un acuerdo con Porsche por el accidente de su padre

La hija de Paul Walker ha llegado a un acuerdo con el fabricante de automóviles Porsche, tras cumplirse cuatro años de la muerte de su padre. En 2015 Meadow, de 18 años, puso una demanda a la empresa alemana asegurando que el fallecimiento del actor tuvo que ver con problemas mecánicos del vehículo. Finalmente la joven ha accedido a dejar de lado las acusaciones a Porsche con un acuerdo que se firmó el pasado 18 de octubre y del que no han trascendido los términos.

El accidente tuvo lugar en Santa Clarita (California) el 30 de noviembre de 2013. Paul Walker ocupaba el asiento del copiloto de un Porsche Carrera GT 2005 que conducía su amigo Roger Rodas. Ambos murieron en el acto cuando el vehículo chocó contra un árbol y explotó. Meadow aseguró que su padre podría haber sobrevivido si el coche no se hubiera incendiado por un defecto de fábrica. “Los inyectores de goma no eran desmontables en caso de accidente para detener el flujo del combustible” y el cinturón de seguridad del actor también estaba defectuoso, fueron algunas declaraciones que la hija del actor hizo a través del sitio web de TMZ.

Sin embargo, tanto la marca alemana como las autoridades que investigaron el caso no llegaron a las mismas conclusiones sobre el accidente. Por un lado Porsche declaró que “Paul Walker fue el responsable de su propia muerte. Él asumió el peligro y los riesgos que entrañaba conducir ese vehículo”, y que por tanto no asumía la responsabilidad del incidente. Tras estudiar el caso se concluyó que lo que provocó el accidente no fue un problema mecánico, sino la velocidad en la que iba el coche, que aseguran que fue de 151 km/h, mientras que los abogados del actor insisten en que el vehículo circulaba entre 101 y 114 km/h.

Tras su muerte, la hija del protagonista de Fast and Furious quiso seguir con su legado con The Paul Walker Foundation, una fundación que pretende luchar para proteger los océanos, su vida salvaje y a las mismas personas. Así mismo también concede becas a estudiantes de ciencias marinas o a aquellos que realizan trabajos o proyectos en este campo para que reciban la educación adecuada y así enfrentarse a este tipo de retos. El actor estudió la carrera de biología marina y “tenía pasión del océano, por rescatar animales y ayudar a la gente” dice Meadow en una publicación de Instagram en la que aparece junto a su padre.

Tras estudiar el caso se concluyó que lo que provocó el accidente no fue un problema mecánico, sino la velocidad en la que iba el coche

Loading...