‘La inútil’ o el derecho a no estar contento

Belén Funes dirige su segundo corto, producido por Isabel Coixet

La realizadora Belén Funés acaba de rodar su segundo cortometraje, ‘La inútil’, protagonizado por Nausicaa Bonnín y producido por Isabel Coixet. Hablamos con la directora sobre este nuevo film, sobre cortos y sobre la carrera de su anterior y exitosa película, ‘Sara a la fuga’.

Pere Vall

Nausicaa Bonnín
Nausicaa Bonnín es Merche, la protagonista central de ‘La inútil’.

“El título de ‘La inútil’ apela a la percepción que la protagonista tiene de ella misma. Se siente muy poco útil, muy poco dueña de su vida”, explica Belén Funes sobre su segundo cortometraje: “Y me gustaba porque Merche es un personaje muy destructivo que se juzga mucho a sí misma y a los que tiene alrededor. La palabra ‘inútil’ no llega a ser un insulto, pero sí que es un juicio sobre alguien. Más que hacer una crítica, lo que queríamos era hablar de una cierta tendencia social que nos ha ido convenciendo de que no nos podemos quejar. Parece que no tenemos derecho a sentirnos mal o a odiar nuestro trabajo, sea cual sea. Parece que tenga que ser obligatorio ser útil y estar contento siempre”.

Una noche, una fiesta…

En la película, Merche (Nausicaa Bonnín) tiene 33 años y no pasa su mejor momento. La situación vital y económica que atraviesa está matando la relación con su mejor amiga, Irene (de 32 años, e interpretada por Maria Rodríguez). Encerrada en un trabajo que odia y en sí misma, Merche es demasiado orgullosa para explicar cómo se siente. Sin poder controlarlo, su estado de ánimo enrarecerá la fiesta a la que ha sido invitada una noche y de la cual huirá dejando atrás un rastro de sangre. Es la sinopsis escueta de una cinta en la que también intervienen Greta Fernández (que encarna a Lili, la hermana menor de Irene), Borja Espinosa (en el papel de Esteban), amigo común de las hermanas, Ignasi Guasch y Maite Aguilera.

Belén Funes y Borja Espinosa

La directora Belén Funes da instrucciones a Borja Espinosa.

Libertad creativa

Funes define este corto como un “drama contemporáneo”, que rodó en sólo tres días en Barcelona, con producción de Isabel Coixet a través de Miss Wasabi: “Después de ‘Sara a la fuga’, repito con Miss Wasabi y con Carla Sospedra, que ya produjo mi corto anterior. Y estoy muy contenta porque siempre que he hecho algo bajo este sello he podido gozar de una libertad creativa completa. Y eso es algo poco común”.

La directora está “muy satisfecha con el trabajo de todos los actores, y con lo fácil que ha sido. Profesionalmente, na experiencia muy distinta respecto a mi anterior trabajo, porque, en aquel caso, la protagonista, Dunia Mourad, no era actriz. En ‘La inútil’ quise juntar a actores que admiraba. Hemos podido ensayar y creo que esos ensayos han servido para que entre todos fuéramos encontrando la película”.

Un cast excelente

Si a Bonnín, la más veterana del trío femenino central, la hemos visto en films como ‘Tres días con la familia’, ‘Las vidas de Celia’ o ‘Secuestro’, Rodríguez y Fernández ya comienzan a tener un currículum destacado. La primera, que fue una impresionante Ofelia en un reciente montaje de ‘Hamlet’ del Teatre Lliure, ha intervenido en varias producciones televisivas (‘El Ministerio del Tiempo’, ‘El Cafè de la Marina’, ‘13 dies d’octubre’), además de en algún largometraje (‘Animals’, de Marçal Forés). La segunda, hija del actor Eduard Fernández, ha participado en ‘La próxima piel’ y en las aún inéditas ‘No sé decir adiós’ y ‘Amar’. Espinosa, el muy potente protagonista de ‘El camino más largo para volver a casa’, de Sergi Pérez, también ha tenido papeles (eso sí, mucho más cortos) en ‘¡Excusas!’ o ‘Anita no pierde el tren’.

Nausicaa Bonnín, Maria Rodríguez y Greta Fernández

Bonnín con su hermana en la ficción (Maria Rodríguez) y una amiga (Greta Fernández).

Los cortos, ¿esos grandes olvidados (aquí)?

Belén Funes cree que “los cortos son muy valiosos, y no sólo porque se consideren la antesala del largometraje. Hay cineastas reconocidos que siguen haciendo cortos, porque también son una forma de expresión y una especie de laboratorio en el que experimentar con el lenguaje, el guión, la puesta en escena… Las ayudas del ICAA parece que están a punto de desbloquearse, pero todavía no se ha resuelto y no sabemos muy bien qué pasará. Es curioso que el Gobierno siga sin reaccionar, mientras el corto español se alza en festivales tan importantes cómo Cannes”. La cineasta se refiere a la Palma de Oro de Cannes de 2016 para el cortometraje ‘Timecode’, de Juanjo Giménez.

Biznaga de Plata al Mejor Corto y a la Mejor Dirección en el Festival de Málaga 2015, ‘Sara a la fuga’ se ha proyectado en numerosos certámenes nacionales e internacionales (Brasil, Francia, México, Alemania): “Cuando estaba rodando ‘Sara’, no me podía imaginar que iba a llegar tan lejos, ni que tanta gente iba a verlo. Los festivales son lugares increíbles para conocer a gente, proyectos nuevos… y lo de menos, al final, son los premios”. Y una tipiquísima pregunta para acabar: ¿para cuándo un largo? “¡Estamos en ello!”, responde, rauda, Funes: “Estoy escribiéndolo con Marçal Cebrian, el guionista con el que he escrito los dos cortos anteriores. Estamos trabajando en el desarrollo del proyecto de la mano de la productora Oberon. Queda mucho camino por delante, y quiero intentar disfrutar del proceso lo máximo posible”.

Loading...