La metamorfosis de Amaia en ‘Amaia de España’

Algo bueno debe estar haciendo el equipo de Operación Triunfo que, en pocas semanas, ha logrado hundir el trasatlántico de Gran Hermano a lo Titanic, con un Jorge Javier Vázquez haciendo de DiCaprio y flagelándose en antena porque sus ratoncitos han perdido seguidores. Y es que la audiencia masiva apuesta esta temporada por el regreso de uno de los reality musicales que más dio de que hablar hace 16 años. Unos lazos nostálgicos que se han visto potenciados por ciertas conexiones con 2001 como la creación de algunos clones que ahora cargan con la responsabilidad que antaño tuvieron que sufrir Rosa López, Bisbal, Chenoa, Bustamante y compañía.

Si hay un experimento que, entiendo que no buscado de inicio, les ha salido magistral al equipo del programa es el de encontrar una nueva concursante que conecte con el populacho español y convierta las ganas y la pasión de una joven poco pretenciosa en una causa de país en la que otros humildes ciudadanos se puedan identificar. Si en la primera experiencia fue Rosa López la que acumuló las simpatías de un público que llegó a coronarla como ‘Rosa de España’, poco tardaron este 2017 en buscarle una sustituta a la andaluza, alguien que recordara las primeras andanzas de una chica pasada de peso, con poca personalidad y muy insegura, pero que poseía una gran voz. Media España empatizó con el desastre con la intención de demostrar que los pobres también pueden ganar guerras.

Amaia y Alfred en 'OT 2017'
Amaia y Alfred en ‘OT 2017’ (rtve)

Rosa López ganó aquella batalla y representó a España en Eurovisión con ese Europe’s Living a Celebration que tanto has cantado en tus fiestas privadas pero que olvidas a conciencia pasadas unas horas. El resultado de aquel baño precoz de popularidad que sufrieron los más carismáticos acabó de la misma manera para prácticamente todos: en la consulta del psicólogo. Así que especialistas en la psiquis de toda España ir espabilando que en pocos meses llegan nuevos pacientes. Estos, como mínimo, tienen una ventaja respecto a sus antecesores, y es que ya saben cómo las gastan fuera de la Academia. O al menos deberían saberlo.

Aquí es donde aparece como protagonista principal de la modernizada entrega la nueva Rosa López, Amaia Romero, que ha heredado el título de la primera ganadora del concurso y ya es conocida por sus fans y otros que se aprovechan de su tirón como ‘Amaia de España”. Y sí, es cierto que puede recordar a la andaluza en su espontaneidad, naturalidad y su transparencia a la hora de mostrar sentimientos, pero me temo que las cosas están marchando demasiado rápidas para ella ya que arrastra la losa- y pertinente responsabilidad- desde prácticamente la primera gala.

Amaia, concursante de 'OT 2017'
Amaia, concursante de ‘OT 2017’ (rtve)

Por si fuera poco, ella y Rosa comparten otra neurosis: la necesidad de buscarles novio. A López se lo recuerdan en todas las entrevistas, mientras que la joven pamplonesa de 18 años no ha necesitado tanto tiempo ya que parece que le ha salido un pretendiente que también es uno de los favoritos: Alfred. Y sí, ya hubo primer besito oficial, un piquito de oro- especialmente de audiencia- que ha sido celebrado como la clasificación de España para el Mundial. Los compañeros de televisión os lo explican aquí con todos los detalles, pero os podéis imaginar el percal: “qué monos”, “qué buena parejita hacen”, “es que me los comería”, “muero de amor” y otras frases célebres que jamás firmaría Gustavo Adolfo Bécquer. O sí, quien sabe.

En la revista Lecturas he encontrado esta semana algunas perlas que rematan el castillo de cartas montado para mediatizar la historia de nuestra amiga Amaia. Dicen sus padres en esa publicación que su hija es artista de cuna porque con seis meses ya tarareaba alguna pieza musical. No es la Pequeña Serenata Nocturna de Mozart ni el Nocturno número 2 de Chopin, por si os estaba venciendo la emoción. No. Es el Cumpleaños feliz. Extraordinario. Por cierto, la joven concursó con 13 años en el programa El número 1 y adivinad por qué artista fue eliminada. Va, os dejo tres segundos para que lo penséis o os saquéis algo de la nariz. ¡Por Mónica Naranjo! La misma que ahora está en el jurado de OT. Amaia…lo llevas claro.

Amaia y Alfred se besan en 'OT 2017'
Amaia y Alfred se besan en ‘OT 2017’ (rtve)

Dicen los amigos de Amaia en Lecturas que están preocupados por ella, que temen que le pase como Rosa López y necesite terapia psicológica tras la experiencia en la Academia. Por el momento, la joven salió extasiada de su primera firma de discos en el exterior, y en ciudades como Barcelona, Valencia y Madrid. Ahí pudo ver por vez primera que levanta pasiones y que tras siete galas ya la llaman Reina y claman por su victoria. Es más, y eso sí que me parece grave: una de sus abuelas ha dejado de ir a misa para ver el canal ‘24 horas’ de OT y a la otra la tienen que obligar a que salga de casa. “Aunque tenga 18 años para nosotros es mucho más niña de lo que aparenta”, dicen sus padres. Ahí podéis estar tranquilos, aparenta ser una niña. Una niña a la que con toda la vorágine en marcha intentan hacer crecer rápido.

Y en eso estamos. El equipo del programa, que tontos no son, la han emparejado con Rosa para cantar en la gala especial de Navidad, además de otros pequeños detalles ‘trampolín’ como darle protagonismo en los temas grupales o dejarla la última de la lista en las galas. Sutil. Por si a alguien no le había quedado clara la estrategia. Vaya, que si el exceso de picos y de besos de este año nos deja, podéis apostar fuerte a que Amaia y su amiguito Alfred estarán en la final. Por calidad musical- quiero dejar claro que me parece que son de los mejores intérpretes- y también por calidad humana, la humanidad justa que necesita un programa para liderar las cuotas de audiencia gracias a historias que sepan traspasar la pantalla. Y solo con las voces no lo van a lograr.

Los profesores abroncan a Amaia tras su peor pase de micros en 'OT 2017'
Los profesores abroncan a Amaia tras su peor pase de micros en ‘OT 2017’ (YouTube)

El futuro ya es más complejo de escribir en estas líneas, aunque si tuviera que apostar ganar un día libre lo haría al “rajada post OT en pocos años”. Beth lleva tiempo haciéndolo con su canción de Eurovisión y sí, le damos la razón, el tema era un truño. Esperemos que entre tanta nube de algodón se acuerden que, al fin y al cabo, esto va de cantar. Ah. Y otra cosa. Algún día se pueden olvidar de ti. Si eso pasa, siempre puedes llamar a Juan Camus para que te dé algunos consejos. Ya sabemos de quién será la primera llamada que recibirá, ¿verdad Cepeda?

'OT 2017': Amaia y Alfred han sido los claros protagonistas de la entrega con su espectacular interpretación de 'City of Stars'
‘OT 2017’: Amaia y Alfred han sido los claros protagonistas de la entrega con su espectacular interpretación de ‘City of Stars’ (RTVE)
Loading...