La nueva vida de Amanda Knox como inocente caperucita

Amanda Knox tenía tan sólo 20 años cuando fue condenada por el asesinato de Meredith Kercher, su compañera de piso durante su estancia de Erasmus en Perugia (Italia). Tras pasar por un infierno mediático y cuatro años en una prisión italiana, la joven estadounidense fue absuelta y hoy, diez años más tarde, su vida ha dado un giro de 180 grados.

Knox es una persona muy activa en las redes sociales e incluso dispone de un perfil en Instagram en el que muestra el nuevo rumbo que ha tomado su vida. La joven se define en la red social como ‘escritora’ y en gran parte de sus publicaciones aparece acompañada por un chico, con el que viaja frecuentemente. Y aunque la mayoría de sus fotografías muestran una vida de lo más anodina, algunas son de lo más peculiares e incluso, perturbadoras.

En varias imágenes, publicadas desde su cuenta oficial, Knox aparece vestida de inocente caperucita roja. En la escena, que se desarrolla en un bosque, aparece también su supuesto novio disfrazado como el lobo que aterroriza a la protagonista de este cuento popular. Los internautas de Instagram no han tardado en dar con la publicación y en pocos días, la extraña escena, se ha hecho viral.

“Cuidado, el lobo es un abogado italiano”, reza uno de los comentarios en la fotografía, a lo que otro usuario añade “la representación de tu vida…solo que tu eres…las innumerables fallas del sistema de justicia italiano”, reprocha.

Knox intenta pasar pagina, pero diez años en las sombras no han sido suficiente y aunque judicialmente todo acabo en 2015, la polémica sobre su inocencia sigue, para muchos, encima de la mesa. Ese año, la corte italiana liberó a Knox tras considerar que la escena del crimen había sido contaminada durante la investigación del equipo forense. Un año después, Netflix estrenó un documental que explica el caso y toda la polémica que suscitó.

Loading...