La princesa Diana de Gales sufría bulimia y ansiedad

La princesa Diana de Gales sufría bulimia y ansiedad, según recoge el libro ‘Diana: su verdadera historia’ que se vuelve a publicar ahora a veinte años de su fallecimiento. Según la transcripción de entrevistas grabadas para el libro, su relación con Carlos de Inglaterra le provocaba una tensión que no podía soportar, recoge el Daily Mail.

Los problemas de salud de Diana comenzaron justo antes de casarse con Carlos, en febrero de 1981, cuando ella solo tenía 19 años. Explica en las grabaciones que justo antes de comprometerse Carlos puso su mano en su cintura y dijo “Oh, ¿no estamos un poco gordita aquí?”. Eso fue un antes y un después, ya que fue el inicio de su bulimia, con la que luchó por años.

Carlos fue el detonante de sus males

“La primera vez que me midieron para el vestido nupcial, tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60 centímetros”, indica la princesa en esas grabaciones. La princesa describe cómo se sintió “encogida hasta la nada” en los meses previos a su boda. Relata cómo tras firmar los papeles para el matrimonio pasó a tener custodia policial. La noche antes de comprometerse sintió “como si una espada atravesara mi corazón” cuando su custodia le dijo que era su “última noche de libertad para el resto de su vida”.

Tras una década de matrimonio, “estaba desesperada, desesperada”, reconoce. Al problema de la bulimia se sumaba la relación extramatrimonial que Carlos mantenía con Camilla Parker Bowles. La unión, puertas afuera, era perfecta. Puertas adentro llevaba tiempo resquebrajada.

La relación extramatrimonial con Camilla Parker Bowles golpeó a Diana

Loading...