Las Kardashian y su arrepentimiento por el reality que les dio la fama

46

Las Kardashian, al completo, posan en lencería

Será el próximo 10 de octubre cuando se cumpla una década desde la emisión del primer capítulo de Keeping up with The Kardashian. La familia ha decidido expresarse, con total claridad, sobre lo sucedido a lo largo de todo este tiempo y también ha mostrado su arrepentimiento por lo grabado.

Kim indica que “definitivamente, ojalá no hubiera permitido que me grabaran tanto cuando estaba embarazada”. De su boda con Kris Humphries recuerda que “mi madre me cogió la noche antes y me dijo que él no era para mí. Me sugirió que lo abandonara todo y que ella se haría cargo de lo que sucediera. Pensé que estaba pillada y que todo el mundo iba a pensar que lo había hecho por el programa”.

Las Kardashian, al completo, posan en lencería

Khloé indica que ella tampoco habría admitido “hacer un spin-off como Khloé & Lamar pero mi exmarido decidió hacerlo. Fue él el que lo vendió a E! y dejé que sucediera porque quería que fuera feliz. Fui yo la que lo cancelé, era demasiado”.

Kourtney comenta que filmar su ruptura con Scott Disick fue lo peor para ella. “Tenía mucha ansiedad y finalmente decidí grabarlo. Kylie comenta que le habría gustado que muchas cosas no se hubieran grabado.

“Cuando te ve todo el planeta, todo el mundo tiene una opinión. No es lo más sano. Forma parte de tu vida y quizás eso debería permanecer siendo sagrado”. Khloé recuerda que “creo que si alguien pasara una semana con nosotras e hiciera lo que hacemos, y no me quejo, nos entenderían pero este es nuestro trabajo”. Sed vosotros los que comentéis las declaraciones de las hermanas más famosas de la televisión con permiso de Las Hurtado.

Vía | Page Six

Comentarios