'London Fields': Amber Heard denunciada por negarse a salir desnuda

No gana para disgustos

Los productores de ‘London Fields’, adaptación de la novela de Martin Amis ‘Campos de Londres’ (Anagrama) que va camino de convertirse en una película maldita, han denunciado a Amber Heard por, entre otras cosas, ‘conspirar’ para que las escenas en las que se muestra tal y como vino al mundo desaparezcan del montaje final. Un asunto muy, muy feo. 

Philipp Engel.

Amber Heard, una víctima de lo más sexy.
Amber Heard, una víctima de lo más sexy.

Amber Heard no gana para disgustos. Después de no cobrar un dólar por su sonado divorcio de Johnny Depp (este se encargó de pagar directamente la suma pactada a la beneficencia, con las consiguientes ventajas fiscales), acaba de ser denunciada por los productores de la adaptación de ‘Campos de Londres’, la celebrada novela de Martin Amis en donde la rubia encarna a Nicola Six, una mujer fatal en toda regla, vestida de negro y todo, que tiene la premonición de su propio asesinato en el contexto de un Londres apocalíptico, duramente azotado por la crisis.

En la película, que empezó a producirse en septiembre 2013 cuando Mathew Cullen sustituyó al inicialmente previsto David Cronenberg tras la cámara (Michael Winterbottom y David Mackenzie también fueron considerados como posibles sustitutos),  intervienen a su vez Billy Bob Thornton, que fue injustamente acusado por Johnny Depp de acostarse con Amber; Cara Delevingne, que también fue objeto de los celos de Depp, y hasta el propio Depp, que brinda un cameo. Si llega a estrenarse, será como revivir toda una época que parecía finiquitada para siempre.

NICOLA SIX CONTRA NICOLA SIX

La productora, que se llama como el personaje encarnado por la sensual Amber Heard, Nicola Six, ha interpuesto una demanda en un juzgado de L.A. por valor de 10 millones de dólares (9.4 millones de euros) contra la actriz de 31 años, por ‘conspirar’ para la eliminación de las escenas en las que aparece desnuda del montaje final, además de negarse a promocionar el film (de ahí su ausencia en el pase del Festival de Toronto). Según anuncian en cascada los medios americanos, para lograr sus propósitos, Amber se habría aliado con el director del film, Mathew Cullen, que ya estaba en plena guerra legal con la productora. Cullen había denunciado al productor Chris Hanley (‘Springbreakers’, ‘American Psycho’…) por fraude y por tratar de secuestrar el final cut del film, y este respondió denunciando a su vez al director por incumplimiento de contrato al no entregar el film ni en el tiempo ni con el presupuesto pactado.

Nada de todo esto dice mucho de una película rodada hace tres años que ya puede considerarse como completamente maldita. Para colmo, las críticas a su paso por Toronto no fueron demasiado halagüeñas. ‘Un fracaso de dibujo animado’, según The Telegraph; ‘La película demuestra que la novela era más inadaptable de lo que se suponía’, según Variety, o ‘El director Matthew Cullen, conocido por su clip de Katy Perry ‘California Gurls’, no era el hombre adecuado para hacer el trabajo’, según The Hollywood Reporter. Independientemente de la cantidad de ropa que pueda vestir Amber en el montaje final, la película se avecina como un desastre total. 

 

Loading...