Maradona y Rocío Olivo, un nuevo capítulo negro (Amor, supuestos malos tratos y robos)

41

Actualizado 15/02/2017 11:08:26 CET

   MADRID, 15 Feb. (CHANCE) –

   Diego Armando Maradona vuelve a protagonizar un escándalo público tras ser acusado de agredir físicamente a su pareja, Rocío Oliva. El ex futbolista se encuentra en la ciudad de Madrid desde el pasado 13 de febrero para acompañar a la expedición del Nápoles ante el próximo partido que tendrá lugar entre el equipo italiano y el Real Madrid.

   Alrededor las 8:20 horas del 15 de febrero la Policía Nacional ha acudido al hotel de la capital donde se encuentran Maradona y los familiares que le han acompañado en este viaje -su novia, tres de sus hijos y un nieto- tras recibir una llamada telefónica del director del hotel. Además de la Policía, también se han presentado efectivos del SUMMA, aunque no ha sido necesaria su intervención.

   Las últimas informaciones afirman que Maradona ya ha declarado, aunque en estos instantes la Policía continúa con su labor de investigación de los hechos en el Hotel. Por el momento, la pareja del argentino no ha decidido poner ninguna denuncia.

EL HISTORIAL DE MARADONA Y ROCÍO OLIVA

   Esta no sería la primera vez que Rocío Oliva acusa a Maradona de malos tratos y es que en el historial entre la pareja viene de largo. Los rumores de violencia machista sobrevolaban sobre la pareja mientras residían en Dubai, sin embargo, Rocío en un principio lo negó hasta que la relación terminó y afirmó tener pruebas de haber sido golpeada por ‘El Pelusa’.

   Maradona decidió finalizar su noviazgo en el mes de abril de 2014 y además acusó a su pareja de haberle robado joyas mientras estaban en Dubai. Pero un tiempo después decidieron darse una nueva oportunidad y la relación se complicó aún más cuando en el mes de octubre se publicaba un vídeo en el que presuntamente Diego agredía a su novia por mirar su teléfono móvil.

   Sin embargo, los supuestos terribles hechos no fueron suficiente para que la pareja pusiera punto y final a una relación tóxica y nuevamente se reconciliaron e incluso se plantearon pasar por el altar.

   Y es que en el mes de diciembre Rocío afirmaba tener pensado hasta quién iba a ser el diseñador de su vestido y presumía de su anillo de compromiso. La pareja lo tenía todo planeado: en un viaje a Nápoles iban a hacerle una visita al Papa Francisco que le daría su bendición para contraer matrimonio en la isla de Capri, destino elegido también para pasar la luna de miel. Pero la boda nunca llegó a celebrarse.

Hace tan solo unas semanas Rocío presumía en las redes de atravesar por un buen momento con su pareja con una romántica fotografía que tituló: “2 loquitos que se entienden”.

 

   Una pareja de continuas idas y venidas con un presunto pasado turbio que parece volver a repetirse…