Megan Fox habla sobre su peor momento como actriz

Megan Fox habla sobre su peor momento como actriz

Megan Fox habla sobre su peor momento como actriz en la edición británica de Cosmopolitan de la ocupa la portada en el mes de diciembre. La intérprete, de 31 años, desvela cuál fue el punto más bajo de su carrera y revela que fue cuando la despidieron de la saga “Transformers”. “Yo no hubiera aprendido tan rápido como lo hice. Todo lo que tenía que hacer era disculparme y me negué. Era tan egocéntrica a los 23 años, no pude ver que era por un bien mayor. Realmente pensé que era Juana de Arco”, explica.

En 2009, Fox fue despedida y reemplazada por Rosie Huntington-Whiteley. Su despido se produjo después de que dijera en la revista británica “Wonderland” que el director Michael Bay “quiere ser como Hitler en sus sets” y que “es un pesadilla trabajar para él”. En una entrevista para GQ en 2011, Bay explicó que Steven Spielberg, uno de los productores ejecutivos, le dio la orden despedir a Fox. “Ya sabes, el tema Hitler. Steven dijo: “Despídela ahora mismo”.

Megan Fox habla sobre su peor momento como actriz

“Esto me hizo daño a mí y a mucha más gente”, comenta Fox y añade: “Sin embargo, esa oscuridad que descendió causó un enorme y fuerte crecimiento espiritual. Una vez me di cuenta de que me lo había buscando, mirando hacia atrás, fue una experiencia de aprendizaje invaluable”.

La actriz es madre de tres hijos y confiesa que tras dar a luz al último le ha costado mucho trabajo recuperar su figura porque no tiene tiempo para hacer su rutina de ejercicios. “No he dormido en casi un año. No hay una noche que no me levante”, comenta. “Todavía doy el pecho y Journey me despierta todo el tiempo y los otros dos vienen y me despiertan y se meten en la cama”. Megan explica que a su marido, Brian Austin Green, le gustaría aumentar la familia con una niña, algo de lo que ella no está convencida.

En la entrevista también revela que no se ve actuando para siempre. “No voy a ser actriz siempre. Siempre he sabido que tenía otros intereses”, cuenta. “No me avergüenzan los posados o personajes sexies. Es un hecho biológico: el sexo vende. Pero ojalá existiera una mayor igualdad de género”, analiza y añade: “Soy feliz comprando algo de sexo, también. No es malo, solo se necesita que vaya en ambos sentidos”.

Vía | People
Foto | Gtres

Loading...