Inicio Chiiist! Megan Fox y Brian Austin Green se divorcian tras 10 años de...

Megan Fox y Brian Austin Green se divorcian tras 10 años de matrimonio y 3 hijos

Megan Fox y Brian Austin Green se divorcian tras 10 años de matrimonio y 3 hijos

DECISIÓN UNILATERAL

Tras muchos rumores y unas fotografías de Megan Fox con el rapero Machine Gun Kelly, el acto ha contando cómo comenzó su crisis y cómo tomaron la decisión de divorciarse.

Después de semanas de rumores sobre en qué punto estaba su matrimonio, Brian Austin Green ha decidido contar lo que está sucediendo en un podcast en el que ha relatado cómo entraron en crisis hasta que han decidido pedir el divorcio una década después de darse el ‘sí quiero’ y tres hijos en común.

El actor ha explicado que todo comenzó cuando Megan Fox tuvo que pasar un tiempo fuera de casa para rodar ‘Midnight In The Switchgrass’ junto a Bruce Willis y el rapero Machine Gun Kelly -con el que precisamente se le ha visto mucho recientemente-. Su matrimonio ya había entrado en crisis y, a su vuelta a casa, las cosas, lejos de mejorar, cada vez fueron a peor, desembocando en su ruptura defitiniva.

Tras sentarse a discutir sobre su futuro, Austin Green asegura que «las cosas no cambiaron«, por lo que la actriz decidió tomarse unos días para pensar y reflexionar. Tras un par de semanas, la actriz comunicó a su todavía marido que consideraba que las cosas habían llegado a un punto sin retorno.

Brian Austin, dolido pero no enfadado: «No fue su elección»

«Me dijo ‘me di cuenta que cuando estaba fuera del país sola me sentía más yo misma y me gustaba estar conmigo misma, creo que eso significa que algo no va bien‘». Unas palabras que dejaban claro que había llegado el momento de plantearse dar un paso al frente para poner punto final a su relación.

Palabras que causaron muchísimo dolor al actor, que asegura que se sentía dolido y «en shock» pero no enfadado puesto que consideraba que no tenía razones para enojarse: «Ella no buscó sentirse así. No fue su elección, solo fue honesta con sus sentimientos«. Entonces decidieron que la mejor opción era separarse una década después de darse el ‘sí quiero’ y con tres hijos en común: Noah de 7 años, Bodhi de 6 y Journey de 3.