Messi, boda blindada y sin fastos

La bandera catalana ondea en Rosario –la tercera urbe de Argentina, a 300 kilómetros de Buenos Aires–, donde Lionel Messi nació hace 30 años y donde hoy se casa con su novia de toda la vida, Antonela Roccuzzo, un año menor y también rosarina. La senyera se instaló ayer en la entrada del Pullman City Center Rosario, el hotel donde tendrá lugar la ceremonia –exclusivamente civil y fijada para las siete de la tarde, medianoche en España– y las posteriores celebraciones.

La pareja, junto con sus dos hijos, Thiago y Mateo, llegó a la ciudad hace once días pero parece que no estén porque no se les ha visto, a pesar de la expectación que levanta una celebración a la que está invitada toda la plantilla del Barça. No obstante, “Leo está muy tranquilo”, aclara a La Vanguardia una persona del círculo íntimo del jugador.

Y ya se sabe que Messi no es Maradona. Su personalidad reservada y discreta, al igual que la de Antonela, hace que huyan de los flashes y se traducirá en una boda sin fastos, de sólo 260 invitados –el Pelusa tuvo 1.200 en su enlace de 1989– y blindada a los curiosos y la prensa. Unas 300 personas, entre seguridad privada y policías locales y federales, vigilarán el exterior y el interior del edificio de la boda y los 157 periodistas acreditados será ubicados en una sala alejada de las del enlace y los festejos. Anoche no se sabía aún si los novios se acercarán a saludarles en algún instante.

Suárez, Xavi, Alba, Pujol, Eto’o, Busquets y Fàbregas ya están en Rosario para el enlace que se celebra hoy

En cuanto a los detalles del enlace reina también el hermetismo y todos los que trabajan en los preparativos o lo harán en el evento han firmado el cada vez más habitual contrato de confidencialidad. Y algunas informaciones publicadas por no pocos medios han resultado ser simples inventos, como una supuesta reproducción del menú donde “Antonella” figura escrito así, cuando es con una sola ele, o una invitación para el enlace con la dirección equivocada. Sí es totalmente seguro que el vestido de novia es una creación de la barcelonesa Rosa Clará, una de las marcas a las que más ha recurrido Roccuzzo para las grandes ocasiones.

Tampoco estaba ayer confirmada la lista de invitados que finalmente asistirán. La mayoría aterrizará hoy en Rosario, varios de ellos en una docena de vuelos privados, como Piqué y Shakira o el brasileño Neymar Jr. En la tarde de ayer ya llegaron, juntos en el mismo pequeño avión, los jugadores y exjugadores del Barça Carles Pujol, Cesc Fàbregas, Xavi Hernández, Sergio Busquets, Jordi Alba y Samuel Eto’o junto a sus esposas o parejas, que se hicieron una foto de grupo en la misma pista de aterrizaje, que fue difundida en las redes sociales por algunos de ellos. También llegó ayer desde Uruguay Luis Suárez con su mujer e hijos.

Los primeros invitados a la boda de Messi y Roccuzzo llegan a Argentina Los primeros invitados a la boda de Messi y Roccuzzo llegan a Argentina (Instagram)

En cambio, entre los que han recibido la invitación y se sabe que no acudirán están Iniesta, que volvió a ser padre hace poco más de un mes, o Ronaldinho, que figura en la convocatoria del Barça Legends para jugar hoy en el Camp Nou contra las leyendas del Manchester United.

Del grupo de jugadores de la selección argentina, desde hace días se encuentran en la ciudad Lavezzi o el Kun Agüero, uno de los mejores amigos de Leo. La pareja del Kun será una de las animadoras de la fiesta. Se trata de la cantante Karina, muy popular en Argentina y más conocida como La Princesita de la música tropical. Su estilo es la cumbia, que tendrá otro destacado representante en la fiesta, el grupo uruguayo Márama.

El City Center Rosario es un complejo a las afueras de la ciudad que reúne el hotel Pullman, de cinco estrellas, donde se alojarán todos los invitados que no viven en la urbe y que estará cerrado en exclusiva para la celebración de la boda hasta el domingo, y un casino, uno de los mayores de Sudamérica, propiedad de la compañía catalana Cirsa.

El complejo rosarino poco tiene que ver con el Luna Park, el mítico recinto de conciertos y pugilístico de Buenos Aires donde se casó Maradona. En la línea de preservar la discreción, los invitados cuentan con un parking exclusivo y no necesitarán salir del hotel si no quieren, ya que los novios han puesto a su disposición un servicio de peluquería y estética.

Loading...