Miguel Bosé denuncia una extorsión por unas fotos de sus hijos

Miguel Bosé asegura haber sido víctima de un ciberataque y ha denunciado a la Policía Nacional una extorsión de 60.000 dólares por unas fotos en las que aparece junto a sus hijos, según informa El Español. Bosé acudió a la comisaría la semana pasada para denunciar que era víctima de una extorsión económica a partir de un ciberataque en su teléfono móvil.

Asegura que el pasado 7 de agosto recibió varios correos electrónicos y mensajes de Whatsapp en los que le exigían que pagara la cantidad de 60.000 dólares por unas imágenes del verano de 2016 en las que aparecía con sus cuatro hijos en el parque Disneyland Anaheim de Los Ángeles (EE.UU).

De acuerdo con la información que publica el diario, Bosé aceptó la invitación para figurar como imagen comercial, pero exigió que a sus hijos no se les viese la cara y por eso fueron fotografiados solo de espaldas. El propio cantante difundió la imagen en su cuenta de Instagram: “Disfrutando con mis hijos de #Disneyland el #LugarMásFelizdelMundo os lo recomiendo! Una pasada!!!”.

Tras la sesión fotográfica, permitió que le sacasen otras fotos donde se veía el rostro de los pequeños, pero añadió que esas imágenes sólo se las entregaron a él en un archivo informático y que la empresa destruyó las demás copias. La noche del 7 de agosto recibió el primer mail, que decía: “Estimado Miguel Bosé Le escribimos en relación a unas fotos que nos hicieron llegar a nuestra redacción que intentan vendernos… y a ver si nos daría la misma entonces considerar comprar las fotos”.

Horas después recibió otro correo desde una dirección distinta: “Señor Bosé, tenemos entendido que una reportera entró en comunicación con usted en relación a unas fotos que estamos queriendo vender a esta publicación, si tiene una mejor oferta… tenemos una oferta inicial de 60K USD (60.000 dólares) por todas las fotos. Eso nos ofrece… tenemos más fotos estas de Disney, otras en un jardín… usted diga qué quiere hacer…”. Este segundo remitente todavía tuvo tiempo para apremiarle por medio de otro email: “Queremos una respuesta rápida”.

Como Bosé no contestó, volvió a recibir noticias de los extorsionadores, esta vez vía Whatsapp asegurando que “Nos estamos cansando de no tener una respuesta”. El mensaje colmó la paciencia del cantante y decidió presentar la denuncia.

La Policía ya ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

El cantante ha recibido mensajes amenazadores a través del correo electrónico y Whatsapp

Loading...