Mireia Belmonte: “Se ha llegado tan lejos porque nadie quiere ceder”

Mireia Belmonte (Badalona, 1990) está orgullosa de la marca que las gafas de nadar dejan en su rostro. No porque con ello los ojos aguamarina que la adornan resalten más sino porque son signo permanente del esfuerzo que la ha convertido en una deportista única. La mejor nadadora española de la historia, con cinco récords del mundo, cuatro medallas olímpicas y otras 40 en distintos campeonatos internacionales. Belmonte acaba de llegar de Escocia, a cuyas lejanas costas del norte, en Arisaig, se la llevó la campaña Camino al Bienestar de San Miguel 0,0 Isotónica en un recuerdo a los orígenes exploradores de la marca.

Junto al actor Miguel Ángel Muñoz, la deportista tuvo que dar lo mejor de sí misma para atravesar remontar colinas en largas jornadas de trekking o las frías aguas escocesas en un modesto kayak. En esos momentos, otra persona hubiese querido la ayuda de su pareja –Mireia sale con el piragüista Javier Herranz, experto en la materia–, pero no es su caso. Cuando la badalonina tiene un problema, lo afronta sola. Y suele triunfar.

No sabía controlar muy bien el kayak y el agua estaba congelada. Nado bien pero el agua tan fría… Es importante saber reaccionar ante circunstancias” imprevistas”

Mireia Belmonte

Nadadora

La deportista, bordeando en kayak la costa escocesa de Aristaig.
La deportista, bordeando en kayak la costa escocesa de Aristaig. (Otras fuentes)

¿Qué fue lo que hizo que te decidieras a participar en esta aventura?

Cuando me propusieron viajar a las Highlands, a unas cuatro horas de Glasgow, me puse supercontenta porque son cosas que no suelo hacer, aunque me gusta mucho el deporte al aire libre. Había un muy buen equipo con nosotros, participantes que se unieron a mí y a Miguel Ángel Muñoz, y nos lo pasamos genial. El tiempo era lluvioso, claro, pero el paisaje, impresionante.

¿Conocías la verde Escocia?

Estuve en Glasgow en 2013 en la competición Europa contra EEUU pero claro, no salí de la piscina (risas).

Doy por hecho que, aun siendo deporte de aventura, el riesgo estaba controlado. Pero seguro que en algún momento pasaste un apuro sobre el kayak como para pensar ¿‘Qué hago yo aquí’?

Alguna vez, alguna vez porque no sabía controlar muy bien el kayak y el agua estaba congelada. Nado bien pero el agua tan fría… En esos momentos en que una se enfrenta a cosas que no estás acostumbrada a hacer, cuando sales de tu zona de confort, es importante saber reaccionar ante circunstancias imprevistas.

Compito por ambición, por la capacidad de superación y no conformarse, por ser mejor. Una serie de valores que llevas dentro y que sacas cuando la cosa se pone fea”

Mireia Belmonte

Nadadora

Mireia Belmonte, ayer, en el acto de presentación de la San Miguel 0,0 Isotónica.
Mireia Belmonte, ayer, en el acto de presentación de la San Miguel 0,0 Isotónica. (Massimiliano Minocri / San Miguel)

¿Por qué nadas? Veo una correlación con este viaje. Como si superarte a ti misma fuese una aventura. ¿Qué impulsa a los deportistas de élite?

La ambición, la capacidad de superación, no conformarse, ser mejor. Una serie de valores que llevas dentro y que sacas cuando la cosa se pone fea.

Entrenas cada día unas ocho horas. ¿Sigues madrugando tanto cada día para ir a entrenar?

Sí, me suelo levantar a las 6:30. Lo que necesita un deportista de élite son condiciones físicas y mentales; hay que saber explotar tus cualidades. Por ejemplo, yo no soy muy alta, tengo las manos y los pies pequeños. Lo importante es saber usar lo que tienes; ya que no soy alta, he de trabajar con lo que tengo y competir así. Las horas de trabajo complementan ese esfuerzo.

Esto es algo que no se tiene suficientemente en cuenta: es evidente que si midieses 1,82 ¡acumularías aún más récords!

(Risas) Bueno, eso nunca se sabe pero a lo mejor me sería más fácil.

Cuando viajas a un país lejano para competir, estancias que suponen muchos días lejos de los tuyos, ¿llegas a sentir soledad?

Afortunadamente no viajo sola; voy con mi entrenador como mínimo y me concentro con el equipo. Tengo la suerte de practicar un deporte en equipo y vamos todas juntas; no me siento sola, la verdad. Al final los compañeros y compañeras se convierten un poco en tu familia.

¿Qué siente una deportista de élite con un palmarés por el que en EEUU quizá ya tendrías una calle, cuando la sección de Deportes de los noticiarios de TV abren con la última ocurrencia de Cristiano Ronaldo?

Bueno, sueles salir cuando logras metas superimportantes y que cuestan mucho hacer. Y a veces, ni eso. Es a lo que nos han acostumbrado en nuestro país: fútbol. Es difícil de cambiar. Mientras vayamos saliendo… Hay deportes más minoritarios que el nuestro que no tienen ninguna repercusión y es injusto.

Creo que hay que ayudar a los demás, no solo a desfavorecidos en el Tercer Mundo, sino a gente que tienes a tu alrededor, al lado de tu casa. Dar comida a otros es lo mínimo que uno debería hacer si puede hacerlo. Y yo puedo, afortunadamente”

Mireia Belmonte

Nadadora

El actor Miguel Ángel Muñoz también se sumó a la expedición Camino a Bienestar en Escocia.
El actor Miguel Ángel Muñoz también se sumó a la expedición Camino a Bienestar en Escocia. (Otras fuentes)

La hegemonía del fútbol, además, lo es solo en el caso masculino. ¿Tú has vivido experiencias machistas en tu disciplina o en el agua sois todos iguales?

No, para nada. De veras que no. En mi deporte seas hombre o mujer, tu medalla o tu resultado vale lo mismo. Nunca he sentido discriminación de ningún tipo.

Los deportistas de élite sois Marca España, representáis al país en el extranjero y cuando ganáis medallas, os reciben todas las autoridades a vuestro regreso. Sin embargo, he leído que en la Copa del Mundo de Berlín 2013, todo os lo pagabais vosotras.

Sí, afortunadamente. En aquel momento nos tuvimos que costear desde el avión hasta la habitación del hotel y de una copa a otra, tuvimos que ir en bus, un viaje de 9 horas. Es muy desconcertante llegar a otro país para competir y no saber dónde vas a dormir ni cuánto te va a costar. Creo que fue excepcional y que no se repetirá nunca más. Pero eso te hace más fuerte.

Qué lección de optimismo. ¿Cuál ha sido tu momento más difícil?

Todo tiene solución en esta vida, o casi todo. No hay que pensar en negativo y de poco sirve estar lamentándose o quejándose. Lo más difícil es una final olímpica: se trabaja muchísimo para ello y te lo juegas todo en dos minutos en los que no sabes qué ocurrirá. Eso es difícil de gestionar.

¿Qué te gratifica más por dentro, el saludo de una altísima autoridad del Estado o el cariño de tu gente cuando caminas por Badalona?

Son importantes las dos cosas, aunque el apoyo de una autoridad es más distante, lógicamente. Cuando la gente me aborda por la calle y me dicen lo orgullosos que están de mí noto mucho más el calor. Pero insisto: ambos reconocimientos me resultan muy gratificantes.

Donaste el metálico de un premio al Banco de Alimentos de tu municipio. Y de gestos así, apenas se habla. Deportistas así sí que sois un ejemplo.

Creo que hay que ayudar a los demás, no solo a desfavorecidos en el Tercer Mundo, sino a gente que tienes a tu alrededor, al lado de tu casa. Dar comida a otros es lo mínimo que uno debería hacer si puede hacerlo. Y yo puedo, afortunadamente.

Confío en que puedan arreglarse las cosas, que hablen y dialoguen y que todo vuelva a ser como antes”

Mireia Belmonte

Nadadora

La comitiva atraviesa una colina en las Highlands.
La comitiva atraviesa una colina en las Highlands. (Otras fuentes)

Tú, que te sientes catalana y española. ¿por qué crees que hemos llegado a este punto de enfrentamiento y crispación?

Por una falta de entendimiento de todos. Una situación en que nadie quiere ceder y ambos lados creen tener la razón. Confío en que puedan arreglarse las cosas, que hablen y dialoguen y que todo vuelva a ser como antes.

¿Te has sentido alguna vez utilizada políticamente?

No, nunca, afortunadamente. Y espero que siga siempre así.

Hace cinco años te pregunté si pasando cada día ocho horas en el agua, era posible tener una pareja novio que no fuese un delfín. Entonces me respondiste que no podías tener novio, ni acuático ni terrestre, pues no tenías tiempo para nada. Sin embargo, ya cumples tres años con el también deportista Javier Hernanz, que es piragüista. Enhorabuena.

Muchas gracias. Estoy muy feliz. el secreto es saber organizarse la vida, priorizar y encontrar ese tiempo, que afortunadamente hemos logrado encontrar. Que tu pareja también sea deportista ayuda mucho: calendario, viajes, horas de entrenamiento… Porque llevar una relación a veces a distancia no es fácil. Él es una persona extraordinaria, que comparte los mismos valores y admirar a tu pareja también ayuda a querer más.

Que tu pareja también sea deportista ayuda mucho: calendario, viajes, horas de entrenamiento… Porque llevar una relación a veces a distancia no es fácil”

Mireia Belmonte

Nadadora

La expedición la hizo enfrentarse a algunas situaciones difíciles. Volvió reforzada.
La expedición la hizo enfrentarse a algunas situaciones difíciles. Volvió reforzada. (Otras fuentes)
Loading...