Inicio Chiiist! ¿Necesito verificar el IQ de un empleado al contratarlo?

¿Necesito verificar el IQ de un empleado al contratarlo?

Cada vez más, las empresas están introduciendo tests de IQ al contratar. Algunos lo convierten en un criterio obligatorio, algunos solo por diversión. Echemos un vistazo a qué es el IQ hoy en día y cómo puede ayudar a su negocio.

El IQ (coeficiente intelectual) es una medida cuantitativa relativa que determina qué tan inteligente es en comparación con la persona promedio. Para determinar su IQ, debe realizar el test por sí mismo. Hoy en día existen muchos tests diferentes, cada uno de ellos tiene un enfoque diferente y su propia escala de medición. Pero antes de analizarlos, retrocedamos un poco al pasado.

¿Cómo se inventó el test de IQ?

El primer test de IQ en la forma en que la conocemos se inventó en los años 30 del siglo XX. En ese entonces, Alfred Binet de Francia quería poder identificar a los niños con un bajo nivel de desarrollo, lo que podría causar dificultades de aprendizaje. Los tests comenzaron a ganar popularidad muy rápidamente y, después de un par de años, los psicólogos de Estados Unidos adaptaron estos tests para adultos y los implementaron a los reclutas del Ejército Estadounidense. A principios de los años 40, el profesor alemán Hans Eysenck propuso tests en los que se recopilaban problemas de diferente complejidad y tipo. Y ya a principios de los años 50, fueron estos tests los que ganaron popularidad.

¿Por qué los tests de Eysenck se volvieron tan populares?

Estos fueron los primeros tests que combinaron varios tipos de preguntas en un ciclo. Esto excluía desacreditar a personas con ciertas ventajas más pronunciadas sobre otras. Los tests incluían tareas combinatorias, de conteo y problemas gráficos. Todas las tareas se presentaron por igual, pero su complejidad aumentaba gradualmente. Además, los tests tenían un ranking simple de puntos, donde las personas con un coeficiente intelectual de menos de 70 se consideraban retrasados ​​mentales, 90 – 110 eran personas con indicadores promedio de desarrollo mental, y dichos resultados deberían ser de aproximadamente el 50%. El máximo absoluto fue de 160 puntos. Estas reglas fáciles de entender eran comprensibles para las personas y luego para las computadoras, razón por la cual fueron estos tests los que se hicieron muy populares.

¿Qué otros tests de inteligencia existen?

Después y durante los años 50, un nuevo campo de tests comenzó a tomar forma. Cada universidad intentó contribuir al desarrollo. Así apareció la Escala Cognitiva de Montreal (MoCA), que enfatiza la orientación en el tiempo y el espacio y la memoria a corto plazo. Prueba de Wechsler, que incluye dos escalas de medición: verbal y no verbal. Todos estos tests se complementan y mejoran a intervalos regulares, a menudo puede encontrar nuevos tests de diferentes instituciones, pero los principales aún no cambian.

¿Cómo se realizaron los primeros tests de Eysenck?

Los primeros tests los realizó un psicólogo de personalidad, anotó todas las respuestas y el tiempo en una hoja, y duplicó las preguntas formulando de diferente manera las tareas con el fin de evitar adivinar. De esta manera se recopilaba una gran cantidad de resultados, y después de un tiempo el especialista podía darle una calificación. Cuando aparecieron las primeras computadoras personales, parte del trabajo se dejó a la máquina. Pero todavía se necesitaba el roll de una persona para el análisis.

¿Cómo se hacen las pruebas ahora?

Por supuesto, el mundo no se detiene, y en los últimos 30 años ha crecido mucho tecnológicamente. Ahora no es difícil procesar millones de datos, el internet está disponible en casi todas las localidades (ojalá pronto en todas, gracias a Elon Musk :)). Han aparecido muchos tests de IQ en internet, algunos simplemente le muestran las respuestas correctas, otros dependen del tiempo y la calidad de sus respuestas, lo comparan con millones en todo el mundo para proporcionar el resultado más preciso. Casi todo el mundo ha adoptado las mismas preguntas de Hans Eysenck. Después de todo, la prueba debe ser lo más objetiva posible e incluir preguntas de diferentes tipos, y no solo matemáticas, por ejemplo.

¿Qué verifican los tests online?

Tomando como ejemplo los tests online, que incluyen todo tipo de preguntas y análisis, se compara una gran cantidad de datos. Usted sabrá exactamente qué tan desarrollados están todos los aspectos de las habilidades cognitivas en comparación con otras personas que viven en ese mismo período de tiempo. En esta lista entran: cálculo, orientación en el espacio, aprendizaje, razonamiento. Uno de esos recursos es iq-global-test.com (IGT es una plataforma internacional creada bajo el liderazgo de Yuki Kojida para estudiar las habilidades cognitivas humanas a través de tests de IQ).

Entonces, ¿vale la pena incluir tests de IQ como una etapa más de la entrevista?

Si analizamos los últimos 100 años, vemos que todo el mundo está intentando digitalizar y llevar la mente humana a una sola cifra. Por supuesto, esto no es posible, siempre habrá una persona con un coeficiente intelectual bajo y un gran potencial creativo y una persona con un coeficiente intelectual alto y poca capacidad para vivir en una sociedad moderna. Por lo tanto, los tests de IQ no son una panacea y no reemplazan a una persona en una entrevista. Pero esta es una gran herramienta para que las oficinas de HR filtren a las personas que deben estar atentas, disciplinadas y serenas en el trabajo. Estamos de acuerdo en que el test es más objetivo en este asunto, es difícil engañar a las estadísticas. Hacer el test no le llevará mucho tiempo al candidato, pero filtrará a aquellos que no estén motivados ni estén atentos y ahorrará tiempo a los empleadores. En cuanto al mercado laboral actual, cada vez más empresas están introduciendo un test de IQ en su proceso de contratación, asumiendo todos los riesgos y beneficios. ¿Y usted?

¿Cómo elijo un proveedor de test?

Si está decidido a seguir adelante y optimizar el tiempo de sus empleados, es importante encontrar un proveedor de tests confiable.

  • Para empezar, es fácil evitar los sitios que no tienen la capacidad de trabajar con empresas, porque los tests generales no son muy confiables, siempre puede encontrar las respuestas en internet o revisarlas varias veces.
  • Un punto muy importante, que se menciona anteriormente es que solo se pueda realizar una vez. La persona debe ser advertida y concentrarse al máximo. Es necesario excluir la posibilidad de ver las preguntas antes de iniciar, ya que los tests confiables toman en cuenta el tiempo de respuesta a la pregunta.
  • El test debería cambiarse después de unos meses. Por supuesto, el mercado laboral, especialmente en las ciudades pequeñas, puede ser limitado. Por lo tanto, si una persona vuelve a visitarlo para una entrevista, no deberían haber preguntas anteriores.
  • Ser capaz de identificar al usuario que está respondiendo. La empresa debe proporcionar un mecanismo para evitar que otra persona realice el test. Esto puede ser una foto/video, por ejemplo.
Publicidad