Pastora Soler: “Nos sobra mucha ira y rabia”

La calma fue el tesoro más preciado de Pastora Soler (Coria del Río, 1978) después de que en 2014 decidiera poner fin a una tormenta personal tras unas inseguridades repetidas sobre los escenarios. La cantante andaluza ha regresado tres años después con un disco al que, precisamente, ha querido titular La calma y que publicó el pasado 15 de septiembre, día en el que su hija Estrella cumplió dos años. La intérprete continúa su carrera aferrada al pop melódico y las baladas con las que siempre se ha sentido cómoda, aunque no renuncia a su tradicional guiño a la copla, género con el que creció antes de ser una de las voces españolas femeninas más admiradas del mercado.

Su mejor virtud: La autenticidad

Su peor defecto: Querer controlar en exceso las cosas

Su personaje histórico favorito: Ser creyente es algo que marca nuestra vida

Una película: Mi marido puede ver la misma película quince veces, pero yo no soy de esas (Ríe). Me quedo con Náufrago que es una cinta que tiene mucho mensaje y que he visto varias veces

Una canción: Una de las que todavía me emociona cada vez que la escucho es Over Myself cantada por Céline Dion

Su plato preferido: ¡El puchero de mi madre! Yo lo intento hacer, pero su fórmula es irrepetible

Un libro que le haya marcado: El Alquimista, de Paulo Coelho

Un viaje pendiente: Estuve una vez en Nueva York pero tuve la mala suerte de que hice el viaje con gripe y no lo disfruté nada. Así que me gustaría volver pronto

Nos falta…Tolerancia.

Nos sobra… Ira y rabia

Loading...