Petra Ecclestone y James Stunt, un divorcio millonario de cinco minutos

El divorcio entre Petra Ecclestone y el millonario James Stunt se ha resuelto este jueves tras alcanzar un acuerdo a puerta cerrada. De esta forma una audiencia de dos días de duración se convirtió en una sesión de cinco minutos, a la que ninguno de los dos asistió, cuando se informó al juez del pacto de la separación que ponía en juego 5.500 millones de libras (aproximadamente unos 6.250 millones de euros).

El acuerdo tomado entre Ecclestone y Stunt no se ha hecho público, ni tampoco en que manos han acabado algunas de sus posesiones, como la mansión de Los Ángeles, valorada en 158 millones de libras (175,5 millones de euros), o la residencia de Chelsea de 100 millones. La hija del expropietario de Formula 1 y el millonario firmaron un acuerdo prematrimonial por lo que todas las propiedades anteriores a su unión no iban a entrar en la disputa del divorcio.

James Stunt, empresario de negocios inmobiliarios, inversor en bolsa y en el comercio del arte, fue acusado por su expareja de “violento y abusivo” e incluso él mismo llegó a admitir comportamientos de este estilo durante el matrimonio, y algunas adicciones. En junio, en los juzgados el magistrado advirtió esta conducta en Stunt y algún gesto de índole violenta, como simular sostener una pistola en la mano.

Petra Ecclestone empezó su romance con el millonario en 2006 y formalizaron la relación hace seis años en una boda que se celebró en el castillo Odescalchi de Roma, donde también se casarón la ya expareja Tom Cruise y Katie Holmes. A la celebración acudieron 350 invitados, entre ellos las princesas Eugenia y Beatriz, las hermanas Hilton, y Eric Clapton, The Black Eyed Peas y David Guetta para animar a los asistentes. La boda, que tuvo una duración de dos días, se valoró en 13 millones de euros.

Fruto de esta relación nacieron Lavinia, de 4 años, y James y Andrew, de 2 años, por quien Stunt estaba preocupado por si la prensa irrumpía en su privacidad tras el acuerdo de divorcio, que podría ser uno de los más caros del Reino Unido. “Estoy devastado porque mi matrimonio se ha roto. Quiero a Petra y a nuestros hijos y ahora espero que la prensa respete nuestra privacidad mientras llevamos a cabo nuestra mayor responsabilidad siendo madre y padre de nuestros maravillosos niños”, asegura el millonario en un comunicado.

James Stunt fue acusado por su expareja de “violento y abusivo”e incluso él mismo llegó a admitir comportamientos de este estilo durante el matrimonio

Loading...