Pol Nubiala: “Nunca he hecho Els Pastorets”

Els Pastorets es una obra de teatro popular que se representa en Catalunya antes de Navidad. Es muy común que los niños participen y que las familias les aplaudan en uno de los muchos pequeños teatros que hay por todo el país o en salas que se montan especialmente para acoger la representación.

Pol Nubiala nunca participó en esta función. Tampoco hubo en su vida un momento en el que supiera que quería ser actor. Nada que le emocionara de pequeño desde la platea o el anfiteatro. Empezó a estudiar interpretación a los 17 años, como quien prueba una experiencia nueva a ver si le engancha.

Su primer gran éxito fue el musical Boig per tu en el 2013, cuando tenía 18 años y apenas llevaba uno de formación. Era la primera vez que se subía profesionalmente a un escenario. Fue antes de Navidad. Recuerda la emoción del teatro lleno y celebrar el fin de año con el público. Recuerda la exigencia del reto y la alegría de los aplausos.

También aprendió mucho cuando la compañía se trasladó a otro teatro y la sala no se llenaba. Es difícil participar en un musical ante una decena escasa de espectadores cuando en la sala caben 700.

Sabe que no ha escogido una profesión fácil. Las oportunidades no son muchas y la precariedad es alta. De memoria cita dos porcentajes preocupantes: sólo el 8% de los actores vive únicamente de actuar y solo el 2% lo hacen, además, con unos ingresos decentes.

Percibe la interpretación como un juego y se divierte en las obras de pequeño formato y el microteatro

Aún así, a pesar de la crisis permanente y la tensión social, no se arredra. Abre los ojos, que ya son grandes, y con tranquilidad afirma que está dispuesto a darlo todo para vivir de lo que más le gusta.

Y lo que más le gusta es todo. Le gusta cantar y bailar, además de actuar. Le gustan las salas con cientos de espectadores pero también los escenarios reducidos donde hay un contacto muy próximo con el público. Percibe la interpretación como un juego y se divierte en las obras de pequeño formato, el microteatro, obras de quince minutos que se representan en salas de 15 metros cuadrados para quince espectadores.

Ha participado en varias teleseries y otras experiencias televisivas pero lo que más le apetecería probar es una radionovela: “Me fliparía”. Tiene una larga carrera por delante.

Ha participado en varias teleseries y otras experiencias televisivas pero lo que más le apetecería probar es una radionovela

Loading...