Polanski no será extraditado

El caso Samantha Geimer

El interminable culebrón judicial que arrancó cuando Roman Polanski se declaró culpable de ‘corrupción de una menor’ en 1977 podría haber tocado a su fin con la negativa del tribunal supremo polaco a la petición de extradición cursada por la justicia estadounidense en 2014. 

Philipp Engel.

Roman Polanski en la actualidad.
Roman Polanski en la actualidad.

En 1977, Roman Polanski tenía 43 años y Samantha Geimer no más de 13. Según Geimer, el cineasta la invitó a una sesión de fotos para una revista francesa en casa de Jack Nicholson, que se encontraba ausente. Pero la velada acabó con la aspirante a modelo borracha y drogada por Polanski, que abusó de ella, siempre según la versión de esta, que la mantiene.

En un primer momento, el 15 de abril de 1977 (apenas un mes después de los hechos) Polanski se declaró NO culpable. Pero al cabo de cuatro meses, cambió el NO por un Sí ‘corrupción de una menor’, delito que admitía para evitar un juicio público y cumplir una pena mínima. Tras 47 días en el hospital de la cárcel de Chino (L.A.), fue liberado. Pero al saber que podría enfrentarse a una pena de 50 años, decidió poner tierra de por medio. Bien conocida es su ausencia de la gala de los Oscar donde se alzó, es un decir, con la estatuilla al mejor director por ‘El pianista’.

Tras ser retenido en Suiza en 2009, en 2014 volvió a tener problemas, esta vez en su polonia natal, a raíz de la petición de extradición cursada  por la justicia americana. Dicha petición había llegado a manos del tribunal supremo polaco, que finalmente se ha pronunciado, rechazándola y señalando que Polanski “mantiene una vida profesional y familiar estable en las últimas décadas”. Caso cerrado, siempre y cuando Roman Polanski, que ya tiene 83 años, no regrese a Estados Unidos, o pase por algún otro país donde la petición de extradición sí pueda tener efecto.  

Loading...