“Por primera vez en mi vida tengo un jefe”

Francisco Rivera Ordóñez (Madrid, 1974), famoso desde la cuna, está tan ligado al mundo del toreo que parece que profesionalmente no haya hecho otra cosa en la vida. Muy al contrario, se ha embarcado en los negocios más variopintos. Así, ha tenido o tiene participaciones en chatarrería, hostelería, restauración, vinos, ganadería, aparcamientos… La temporada pasada fue fichado como contertulio en el plató de Espejo Público (Antena 3). La experiencia le ha sentado bien, se ha venido arriba y ahora, concluida su vida en los ruedos tras la corrida Goyesca de Ronda, acaba de estrenarse como reportero.

Su primera misión ha sido conocer los problemas de las Tres Mil Viviendas, una barriada sevillana con un altísimo índice de desempleo y que solo aparece en las noticias si es en la crónica de sucesos. Pero entre las humildes gentes que lo habitan hay mucho más. La fundación Alalá (que significa “alegría” en caló) trata de darles una oportunidad a niños de familias con pocos o nulos recursos a través de la música. Francisco, con buenos amigos en la fundación, supo moverse con soltura en el primer episodio de su nueva vida.

Ni soy periodista ni intento serlo. Ni muchísimo menos. Pero para contar historias tampoco hay que serlo”

Francisco Rivera

Torero, empresario y… reportero

Un pequeño cantaor improvisó 'Como el agua', de Camarón.
Un pequeño cantaor improvisó ‘Como el agua’, de Camarón.
(EP)

¿Cómo te has visto en tu estreno como corresponsal?

Muy ilusionado. Me ha gustado mucho la experiencia. Debo señalar que el equipo es muy bueno y me ayuda muchísimo. No intento ‘ir de’ nada, solamente ser yo y explorar la curiosidad natural que uno siente por ciertos temas y dar a conocerlos como realmente son.

¿Hay muchas tomas falsas o lo hiciste bien a la primera?

Pues salió bastante de corrido. Cuando tienes delante gente con una historia bonita que contar… Para llegar a conocer lo que la fundación Alalá hace, también hay que explicar lo malo; si Alalá estuviese en el barrio de Salamanca o en Pedralbes tendría menos mérito pero están en el centro de las Tres Mil Viviendas. Si hay gente tan buena que está luchando por ayudar al cambio, hay que escucharlos.

¿El próximo episodio está ya decidido?

Esto es cosa de los jefes.

Así que seguramente por primera vez en tu vida eres un ‘mandao’.

(Risas) Así es, por primera vez tengo un jefe. Pero estoy encantado, son fantásticos.

Hace muchos años, era tu hija Cayetana poco más que un bebé, tuviste varios encontronazos con reporteros en la calle. ¿Alguna vez te hubieses planteado entonces que un día estarías al otro lado de la cámara? No solo como reportero sino como tertuliano habitual.

Fíjate las vueltas que da la vida. Nunca me lo había planteado estar en ese lado. Es una cosa que ha surgido y el equipo de Espejo Público es fantástico, el ambiente es maravilloso y desde el primer día me han acogido con muchísimo cariño. Con su apoyo y buenos consejos es fácil avanzar, que es lo que yo quiero. Y bueno, quién sabe qué.

Ha habido alguna polémica, menos de la que esperaba por ser tú, pero que incidían en que basta ser famoso para ejercer de reportero aun sin tener título. ¿Qué tienes que decir?

Ni soy periodista ni intento serlo. Ni muchísimo menos. Pero para contar historias tampoco hay que serlo; sí tener curiosidad y saber escuchar. Insisto: nada más lejos que intentar ser algo que no soy.

Yo me he retirado con intención de que sea definitivo pero en el toro no se puede asegurar porque el vacío que nos deja es muy grande”

Francisco Rivera

Torero, empresario y… reportero

Varios vecinos del barrio le explicaron cuáles eran sus problemas más acuciantes. Junto a Francisco, el guitarrista 'Caracafé', miembro de la fundación Alalá.
Varios vecinos del barrio le explicaron cuáles eran sus problemas más acuciantes. Junto a Francisco, el guitarrista ‘Caracafé’, miembro de la fundación Alalá.
(EP)

Te retiraste en Ronda por… ¿vez definitiva? ¿Cómo puedes asegurarlo?

Mmm… No, en el toro no se puede asegurar porque el vacío que nos deja es tan grande.. No voy a ser yo el guapo que asegure que no volveré a torear en mi vida. Hay muchos ejemplos de toreros que han vuelto y más de una, dos y tres veces. Yo me he retirado con intención de que sea definitivo pero lo que el toro te da no lo ocupa nada, por eso procuro hacer cosas nuevas. El tiempo quizá lo apacigüe todo, pero ahora está muy reciente. Están las heridas sangrando todavía.

Una vez retirado del toreo, ¿sigues manteniendo tu despliegue de negocios? Tenías intereses en chatarra a gran escala, vinos, la Lonja del Barranco, el recreo de San Cayetano, la finca el Trébol…

De la chatarra me desligué hace un tiempo. Sí continúo como socio de las bodegas Acontia, mi ganadería y el mercado la Lonja del Barranco… Ahora lo que más tiempo me ocupa es el proyecto que estamos desarrollando en El Trébol, acercar a la gente una experiencia próxima a lo que siente el torero, el porqué del entrenamiento… Que toquen, que se ensucien, que lo vivan en primera persona, no sentados en el patio de butacas.

¿Se trata en parte de que la tauromaquia sea comprendida si no por el antitaurino al menos por el escéptico?

No te creas, el propio aficionado puede comprobar cómo pesa un traje de luces, si es o no incómodo, cómo se maneja un capote… Acercar el mundo del toro a cualquier persona, al mero curioso, es importante porque es un gran desconocido y tiene mucho que dar.

Si consigues que tu compañero de mesa Albert Castillón, declarado antitaurino, acuda a la finca, te habrás apuntado un tanto.

Disfrutaría mucho. No sé si vendrá o no pero me gustaría que viese al toro en su medio ambiente, cómo se cría, cómo vive, los cuidados que recibe… Eso daría a Albert una visión que ahora no tiene. Yo se lo digo todos los días, ya que a él le gustan mucho los animales y el campo; ya le he dicho que no le vamos a obligar a torear.

Francisco ha invertido en chatarra, vinos, hostelería, restauración, vinos, ganadería y aparcamientos

El diestro dijo adiós a los toros el pasado 2 de septiembre en la corrida Goyesca de Ronda, evento taurino que creó su abuelo Antonio Ordóñez.
El diestro dijo adiós a los toros el pasado 2 de septiembre en la corrida Goyesca de Ronda, evento taurino que creó su abuelo Antonio Ordóñez.
(Jon Nazca / Reuters)

Tu cuñada Eva González está embarazada de cuatro meses. ¿Qué consejos le has dado a Cayetano ante lo que se le viene encima?

Le he contado un poco (risas) pero está tan feliz y yo también… Viene en un momento maravilloso y él está fantásticamente ahora en lo profesional, los dos lo están, viendo las cosas con una claridad brutal. Estamos como locos. Pero todos los consejos que se dan, hasta que no lo siente uno en sus carnes sirven de poco.

Celebro que permanezcáis tan unidos con todo lo que os ha ocurrido en la vida. No todas las familias conocidas pueden decir lo mismo.

Muchas gracias. Pero yo creo que somos muy afortunados; no podemos quejarnos. ¿Que la vida tiene momentos duros? Para todo el mundo. Pero nosotros nos dedicamos a lo que nos gusta, amamos el toro, tenemos amigos, familia y salud. Somos unos privilegiados de la vida.

Mi hermano Cayetano y yo nos dedicamos a lo que nos gusta, amamos el toro, tenemos amigos, familia y salud. Somos unos privilegiados de la vida”

Francisco Rivera

Torero, empresario y… reportero

Francisco y Cayetano están muy unidos. El segundo será padre dentro de unos meses.
Francisco y Cayetano están muy unidos. El segundo será padre dentro de unos meses.
(Jorge Zapata / EFE)
Loading...