Inicio Chiiist! Princesa Ana, heredera de Felipe de Edimburgo (y suplente de Harry)

Princesa Ana, heredera de Felipe de Edimburgo (y suplente de Harry)

La muerte del príncipe Felipe de Edimburgo el pasado 9 de abril ha dejado varios frentes abiertos para la familia real. Al margen de su herencia directa, que pasará a manos de la reina Isabel por cuestiones prácticas salvo legados concretos que el duque de Edimburgo haya dejado dispuestos -como es el caso, por ejemplo, de su carruaje y sus ponis, que los ha dejado a su nieta, Lady Louise-, lo cierto es que hay cuestiones sobre otros aspectos menos materiales que plantean dudas.

Ya desde hace algún tiempo se planteó que el título de duque de Edimburgo le correspondería al menor de sus hijos, el príncipe Eduardo -actualmente conde de Wessex-. Sin embargo, según dictamina la normativa, no podrá ser hasta que el príncipe Carlos sea rey y cree de nuevo el título cuando Eduardo y su esposa Sophie Rhys Jones se conviertan en los próximos duques de Edimburgo.

La princesa Ana hace unos días en la celebración del ANZAC Day / Gtres

Al margen de esto, el marido de la reina Isabel ostentaba una serie de títulos militares honoríficos que ahora han vuelto a la Corona y que esperan a ser repartidos entre sus miembros senior. Es el mismo caso que el del príncipe Harry quien, cuando se confirmó definitivamente su salida de la familia real, perdió los títulos que le había concedido su abuela y el derecho, por tanto, a lucir los uniformes correspondientes -fue este uno de los motivos por los que la reina Isabel decidió prohibir el uso de uniformes en el funeral de su marido, para evitar degradar a su nieto y un conflicto con su hijo predilecto, el príncipe Andrés-.

Se espera que la reina Isabel otorgue varios de los patronazgos de su marido a su única hija / Gtres

Tal como apuntan algunas fuentes, la reina Isabel ya tiene claro quién podría ostentar los títulos militares del duque de Edimburgo. Se trata de la princesa Ana, única hija del matrimonio y con quien el Príncipe tenía una relación muy especial. A sus 70 años, la Princesa Real es uno de los miembros más trabajadores de la familia y ha sabido ganarse el respeto de los británicos gracias a su esfuerzo y su férrea disciplina. El especialista Thomas Mace-Archer-Mils, fundador de la “Monarchist Society and Foundation” ha asegurado recientemente al diario Daily Star que la Princesa “inspira el respeto de las Fuerzas Armadas”. Por este motivo, es la candidata perfecta para continuar el papel de su padre. Tanto es así, que fue una de las protagonistas hace unos días en la jornada dedicada al Anzac, en la que se conmemora el honor de los soldados de las Fuerzas Armadas australianas y neozelandesas que lucharon en la batalla de Galípoli de 1915 contra el Imperio otomano durante la Primera Guerra Mundial.

Aunque por ahora la Reina no se ha pronunciado, se espera que la Princesa Real sea la destinataria por tanto de varios de los títulos y patrocinios tanto del duque de Edimburgo como del príncipe Harry, aunque es probable que algunos recaigan en el príncipe Guillermo.