Inicio Chiiist! Rosa Benito y Rocío Carrasco: unidas por sus problemas psicológicos

Rosa Benito y Rocío Carrasco: unidas por sus problemas psicológicos

Rosa Benito sigue dando su opinión sobre todo lo que rodea a los Mohedano. Y eso que lleva más de un lustro separada de Amador, pero el cariño que siente por quienes aún llama sus cuñados y sus sobrinos es algo recíproco. Su relación con ellos sigue siendo excelente, aunque tras la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco, su parecer ha diferido en algunos momentos del que tienen el padre de sus hijos, así como Gloria, su marido José Antonio Rodríguez y la propia Rocío Flores.

Rosa Benito y Rocío Carrasco, dos mujeres del clan Mohedano que han necesitado ayuda psiquiátrica/Telecinco

Cuando aún resuena su reacción al conocer el fichaje de Rociíto por ‘Sálvame’ -«Que trabaje, pero que trabajemos todos», dijo entonces- recordamos que la hija de Rocío Jurado no ha sido la primera en necesitar ayuda psicológica. El día del estreno del documental, la protagonista confesó que había tenido un intento autolítico y que estaba recibiendo ayuda psicológica y psiquiátrica desde hace una década.

Una situación que, según han explicado sus tíos, era algo que desconocían. Aunque para Rosa no era algo nuevo. Las palabras de su sobrina la removieron por dentro. Tampoco pudo reprimir las lágrimas al explicarse en ‘Ya es mediodía’, horas después de la primera entrega de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. «Yo también intenté un día dormir porque tenía mucho dolor. Se me cuestionó, te tachan de loca y por eso quieres descansar», comenzó diciendo. «Cuando llegas a ese punto estás muy mal. Es un acto de cobardía y luego la vida sigue y es muy bonita, pero cuando la mente te hace ‘click’ no sabes el motivo».

Escuchar a su sobrina hablar de su intento autolítico removió a la colaboradora de ‘Ya es mediodía’/Telecinco

Al igual que su sobrina, Rosa Benito necesitó ayuda profesional en el año 2014. Su situación personal llegó al límite y pidió ingresar voluntariamente en un centro psiquiátrico que le ayudó a superar el momento tan complicado por el que atravesaba tanto en lo personal, como en lo profesional.

Ingreso voluntario

«Para mí fue horroroso, pero creo que la gente que hemos pasado por ahí podemos ayudar a otras personas. No es ninguna vergüenza», dijo años después al echar la vista atrás. Consciente de su papel en televisión, y de que su experiencia podría servir de ejemplo, Rosa se sentó en ‘Sálvame Deluxe’ tras ser dada de alta para contar cómo sucedió todo.

«Mi ingreso fue voluntario. Le pedí a la doctora que me ingresara porque necesitaba separarme de todo. Entré al día siguiente a las 9 de la mañana. Para mí fue liberador separarme de todo», reconocía admitiendo que su familia se marchó llorando tras dejarla en el centro.

En febrero de 2014, Rosa pidió su ingreso voluntario en un centro psiquiátrico/Gtres

Por aquel entonces mantenía un duro enfrentamiento con Amador Mohedano y además no dejaba de protagonizar diferentes polémicas en ‘Sálvame’ donde trabajaba. Un estrés que le pasó factura, pero ante el que puso remedio: «Estoy curada. Me he tenido que curar del cerebro y del alma. O del corazón. Tenía muchas dudas. Durante muchísimo tiempo he luchado contra mis sentimientos».

Fueron cuatro meses apartada de la televisión. La peluquera estuvo aislada en la clínica Nuestra Señora de La Paz donde, según el periódico ‘ABC’, guardó reposo absoluto debido a la fuerte depresión que padecía.  La cuñada de ‘La Más Grande’ solo podía recibir la visita de sus familiares más cercanos y tenía prohibido ver la televisión, leer la prensa y tener teléfono móvil. «Necesita su tiempo», dijo por aquel entonces su hermana Geles. Y ya han pasado siete años.

Publicidad