Inicio Chiiist! ¿Sabes envejecer bien? te damos algunos consejos para aceptarlo y hacerlo bien

¿Sabes envejecer bien? te damos algunos consejos para aceptarlo y hacerlo bien

Llega una edad en la que debemos asumir que el tiempo pasa, pero cuesta. Podemos hacer muchas cosas para envejecer bien como aplicar cremas, cuidar nuestra alimentación, hacer ejercicio y cultivar la mente, es decir meditar. Ese perfecto equilibrio entre cuerpo y  mente que a veces no es tan fácil. ¿Sabes cómo hacerlo?

Según Petit BamBou, conseguir ese equilibrio entre nuestra edad biológica y la mental puede convertirse en una presión desbordante y en fuente de frustración si no hacemos una pausa.

“A partir de los 40 vienen nuevas preocupaciones. El cuerpo cambia, la energía física es menor y también son diferentes las metas, proyectos y deseos. Se desvelan nuevas exigencias sociales que pueden preocuparnos, como el miedo a no encontrar o a perder un trabajo, la exigencia de cumplir con un estándar de posicionamiento social o familiar o el temor a perder la salud”, responden los expertos.

Los psicólogos de este centro aconsejan qué debemos hacer para envejecer bien y poder equilibrar mente y cuerpo de la mejor forma.

Cultivar deseos afines a nuestros valores

Algo que podemos hacer cada día y no a partir de una edad. Gracias a esto nos sentiremos mejor  y podremos entender que el paso del tiempo es algo inevitable.

Entrenar la ilusión y el asombro por las pequeñas cosas

En las pequeñas cosas diarias está la felicidad que tanto ansiamos. No es complicado se trata de vivir el momento, el aquí y ahora y disfrutar cada día con aquellos detalles que nos hacen sentir bien.

 Disfrutar de los vínculos sociales consolidados

Socializarse también nos hace sentir mucho mejor en general. Si bien ahora lo debemos hacer a distancia y con todas las medidas de seguridad establecidas, cultivemos las amistades, la familia, el contacto con compañeros de trabajo, etc.

No hay que temer a la vulnerabilidad

Con esto, los psicólogos nos dicen que debemos buscar ayuda si así lo necesitamos. Que no hay nada de malo en ello. Al contrario puede encauzarnos a llevar la vida que queremos y a afrontar el envejecimiento mucho mejor.

Agradecer

Es una máxima que nos aconsejan siempre los expertos. La gratitud nos ayudará a conferir valor a cada instante presente. Así verás cómo podemos envejecer bien.

Meditar

¿Sabes hacerlo? es otro consejo que permite que aceptemos el momento presente y le demos el valor que se merece.

Según Petit Bambou, meditar es atender a los deseos genuinos de bienestar y calma, cultivar ahora ese yo futuro que deseamos desde este valioso momento presente. En cada inhalación podemos repetir en silencio y desde la calma de la respiración consciente aquella cualidad que deseamos cultivar y, en cada exhalación, soltar aquello que nos sobra. Es una buena oportunidad para dejar espacio a lo nuevo, al crecimiento.

Meditar rejuvenece

Los expertos van más allá porque nos enseñan también cuáles son los beneficios de esta práctica. Al parecer, neurocientíficos de la Universidad de Harvard han descubierto que meditar moldea el cerebro y lo mejora. Con esto envejeces bien.

¿Sabes envejecer bien? te damos algunos consejos para aceptarlo y hacerlo bien

Y se reducen las áreas relacionadas con el estrés y se amplían las del aprendizaje y la regulación emocional. Esta investigación, junto a otros estudios, especifican que la meditación aumenta un 40% la telomerasa, que es la enzima que regula el envejecimiento biológico al proteger el largo de los cromosomas. ¿Y tú sabes envejecer bien?

Consejos para meditar bien

  • Escoge una hora al día que siempre sea la misma para poder meditar
  • Busca un lugar tranquilo sin muchas distracciones que te invite a la calma.
  • Aprende a respirar para poder meditar bien. Es del todo esencial porque si no es posible que no nos concentremos como es debido.
  • Céntrate en ti, en un objeto, en una imagen, en un sueño en aquello que te haga estar alejado del resto de cosas y sobre todo de los problemas
  • Acepta los pensamientos que van pasando por la mente y déjalos ahí fluir, seguro que se van yendo.
  • Sigue con estas rutinas diarias y conseguirás controlar tus emociones.