Stella del Carmen sale del anonimato marcando tendencia

Fue en julio del pasado año cuando su madre, Melanie Griffith, anunciaba orgullosa el debut de su hija en Instagram. Entonces Stella del Carmen tenía 19 años y se hizo visible en la redes sociales con dos fotografías: una con su novio Alex Gruszynski y una segunda con su mascota. Fue el inicio de ascensión mediática que, un año, después, es cada vez más palpable, hasta el punto de que su pasión por la moda y su belleza la han impulsado como una prometedora it girl que marca tendencia.

La hija de Antonio Banderas tiene ahora 20 años y, a pesar de que solo ha publicado una treintena de fotografías, acumula ya más de 51.000 seguidores, por lo que ha dejado de ser aquella niña rubia tímida de media sonrisa que solo aparecía ante los medios junto a sus padres en el balcón de su piso de Málaga durante la Semana Santa.

Una apasionada de la moda gracias a su hermana Dakota

La joven continúa con sus estudios de arte en la Universidad del Sur de California donde combina su segundo año de carrera con algunas asistencias a eventos junto a su madre, apariciones que aprovecha para lucir sus prendas y marcas favoritas de ropa. Su relación con Melanie es muy estrecha y es habitual verlas juntas de compras en Nueva York, o vestir de forma similar con vaqueros pitillo, camisetas de algodón y zapatillas deportivas.

Su presentación en el mundo de la moda fue, como no podía ser de otra manera, junto a su madre, en un desfile de Chanel que se realizó en París hace un par de años. Stella del Carmen, que ha pasado gran parte de su vida en Estados Unidos, es una gran seguidora de dos marcas de moda españolas: Bimba y Lola y Uterqüe, aunque la primera marca para la que la joven posó sola ante las cámaras fue Gucci, que también ha vestido a su hermana Dakota en contadas ocasiones.

Enamorada de su novio desde hace dos años

La hija de Griffith y Banderas, que siempre aparece con su melena rubia cuidada y con ondas, ha heredado los ojos verdes de su madre y la pasión por la moda de su hermana. Sus rasgos fìsicos recuerdan a los de su abuela Tippi Hedren, una de las mujeres más atractivas de Hollywood en los años sesenta y que fue musa del director Alfred Hitchcock.

Otra de las pasiones de Stella del Carmen es su amor por su novio Alex Gruszynski, que también es universitario aunque no estudia en la misma universidad que ella. El chico lo hace en la Wake Forest University, también en Carolina del Norte. De hecho, la propia Melanie Griffith publicó una foto de la pareja que lleva dos años saliendo en su cuenta de Instagram en una imagen en la que ambos mostraban una gran complicidad. “Amor verdadero” escribía la actriz con quien mantiene una gran relación con el chico.

Amante de los animales y filántropa

Stella del Carmen es la debilidad de su padre Antonio Banderas, quien hace un tiempo destacó la conciencia social de la joven a pesar de su edad: “ Está siguiendo mis pasos en el mundo de la filantropía, algo que vivimos muy de cerca en nuestra casa y de lo que ella está muy orgullosa, de hecho colabora con los servicios sociales de las islas Fiyi”.

Del Carmen no solo es la hija del actor, sino que también son amigos y grandes confidentes. Una relación que completa con la de su hermana Dakota y la de su madre, una Melanie que puede darle algunas lecciones de redes sociales. Y es que la veterana actriz tiene casi 300.000 seguidores en Instagram y puede allanar el camino de una joven hasta ahora invisible que empieza a pisar con paso firme y reafirmada por tener unas madrinas de lujo.

La vone tiene 20 años, estudia arte y es una apasionada de la moda como su hermana Dakota

Loading...