Tiger Woods, humillación pública con la difusión del video de su detención

La Polícía de Jupiter, Florida, publicó el vídeo que narra cómo fue el arresto de Tiger Woods por sospecha de haber conducido bajo la influencia del alcohol.

Las imágenes son muy claras y muestran cómo Woods tiene problemas para caminar y hablar. Incluso no puede entender por completo todo lo que le dicen los oficiales.

“Usted está en Júpiter, Florida”, le dice el oficial. “¿Sabe cómo llego a esta situación?”, continúa el agente. No se oye respuesta y el policía prosigue: “¿No tiene ni idea? Bueno (…). ¿Ha tomado algún medicamento?”. Woods responde que sí.

El vídeo muestra que el golfista hace las pruebas de alcoholemia descalzo. Primero los policías le indican que camine sobre la línea blanca del pavimento y no lo logra hacer con fluidez. Luego le indican que junte los pies y diga el abecedario, mismo que completa, aunque con evidentes complicaciones para hablar y recordar las letras en algunos lapsos.

Posteriormente el policía le dice que está bajo arresto por sospecha de haber conducido alcoholizado. En ningún momento Tiger Woods tiene algún comportamiento violento, y colabora completamente con las indicaciones de las autoridades.

El día de su detención, el deportista publicó un comunicado en el que se disculpaba por su comportamiento y afirmaba que no había bebido sino que había mezclado pastillas. En las pruebas de alcohol dio negativo. En abril lo operaron de la espalda y se encuentra en recuperación.

Descalzo, incapaz de hablar y caminar

El golfista se ha visto expuesto públicamente con las imágenes de una detención que dañan su imagen

Loading...