'Toni Erdmann' no da opción en los EFA 2016

La película se estrena en España el 20 de enero

Ni Pedro Almodóvar ni ninguno de los varios candidatos españoles se llevaron premio alguno

Àlex Montoya (Wroclaw, Polonia)

Los pronósticos auguraban que la cosa estaría entre ‘Toni Erdmann‘ y ‘Yo, Daniel Blake’. La insólita y marciana mirada a las relaciones paternofiliales de Maren Ade, una directora alemana de breve trayectoria y futuro esplendoroso (este es su tercer largometraje), contra la combatividad incombustible del británico Ken Loach. Sus competidoras no cojeaban: los méritos de ‘Elle’, ‘La habitación’ y ‘Julieta’ son más que evidentes. Pero a la hora de la verdad no hubo color. Tenía razón Pedro Almodóvar cuando, horas antes de la ceremonia, se olía la tostada germana y apostaba por ‘Toni Erdmann‘, recordando que los académicos españoles tenían por costumbre no votar en los EFA. Los alemanes son otra cosa, ellos sí creen en el proyecto europeo: cortan el bacalao en la política y votan cuando de cine se trata. Así las cosas, ‘Toni Erdmann‘ (coproducción entre germanos, austríacos y rumanos) se alzó como la gran triunfadora en la 29 edición de los European Film Awards, con los premios a Mejor Película, Dirección, Guión y a su pareja protagonista (Sandra Hüller y Peter Simonischek).

El cine español se fue de vacío, pese a que optaba a varios galardones, además de los de ‘Julieta’ (Pedro Almodóvar aspiraba a Mejor Director y Emma Suárez y Adriana Ugarte, en una doble candidatura, a Mejor Actriz): Javier Cámara, ausente de la ceremonia al estar filmando la tercera temporada de la serie ‘Narcos’ en Colombia, era candidato a Mejor Actor por ‘Truman’. Alberto Vázquez y Pedro Rivero colocaron ‘Psiconautas’ entre las cinco candidatas a Mejor Película Animada. Y dos cortometrajes estaban seleccionados entre los 10 que buscaban el galardón: ‘El adiós’, de Clara Roquet (ojo al talento de esta joven cineasta, salida de la inagotable cantera de la ESCAC, y que acaba de escribir para Daniel Burman la adaptación del libro ‘Todo esto pasará’, de Milena Busquets), y ‘Tout le monde aime le bord de la mer’, de Keina Espiñeira.

Dos de las ovaciones de la noche eran esperadas: Pierce Brosnan (Bond, James Bond, o Steele, Remington Steele, como se encargó de recordar la directora Susanne Bier, que le dirigió en ‘Amor es todo lo que necesitas’) se llevó un premio honorífico por “su contribución única al cine internacional”, mientras que el gran Jean-Claude Carrière (guionista de ‘Belle de jour’, ‘El discreto encanto de la burguesía’ y hasta media docena de películas de Luis Buñuel) se llevaba el premio a toda una vida. Ángela Molina, protagonista de ‘Ese oscuro objeto del deseo’, participó del acto en el escenario. Los aplausos también atronaron cuando Wim Wenders dedicó unas sentidas palabras de homenaje al fallecido Andrzej Wajda (“¿qué vamos a hacer sin ti?”, dijo), reconociendo el legado y la valentía delcineasta polaco.

No abundaremos en la sempiterna cantinela de lo insoportables que son las ceremonias de premios (aunque esta, por encima de las tres horas de duración, lo fue particularmente). Conducida por el comediante polaco Maciej Stuhr, más voluntarioso que eficaz, la gala alcanzó momentos de bostezo. Quizás tampoco ayudó que apenas hubiera sorpresas. De entre las migajas que dejaron Maren Ade y compañía,hubo otra película especialmente contenta con estos EFA: ‘Land of Mine (Bajo la arena)‘, coproducción entre Alemania y Dinamarca que relata un trágico episodio de la Segunda Guerra Mundial (el film se estrenará en España en febrero), se llevó los galardones de Mejor Fotografía (para Camilla Hjelm Knudsen), Mejor Diseño de Vestuario (Stefanie Bieker) y Mejor Maquillaje y Peluquería (Barbara Kreuzer).

Otras películas galardonadas fueron ‘Fuego en el mar’ (Mejor Documental), ‘La Comuna’ (Mejor Montaje), ‘Sufragistas’ (Mejor Dirección Artística), ’11 Minutes’ (Mejor Diseño de Sonido) y ‘The Student’ (que vio premiada la música de Ilya Demutsky). ‘Ma vie de courgette’, de Claude Barras, ganó el premio al Mejor Film Animado, y ‘A Man Called Ove’, de Hannes Holm, fue elegida Mejor Comedia. Mencionados aparte, hubo un buen puñado de rostros que levantaron cierta expectación ante una ceremonia a la que le sigue costando encontrar su lugar en los medios. Entregantes, nominados o invitados, la alfombra roja vio desfilar a cineastas como Volker Schlöndorff, Ken Loach, Susanne Bier o Lenny Abrahamson. A la Pussy Riot Maria Alyokhina (que reivindicó la figura del cineasta preso Oleg Sentsov). Y a actores como Liam Cunningham, Ludivine Sagnier, Cécile de France, Dave Johns, o nuestros Ángela Molina, Adriana Ugarte y Carlos Areces (que entregó un premio y pinchó en la fiesta posterior… pero esa es otra historia).

Loading...