Inicio Chiiist! Tónico vs sérum facial, ¿conoces la diferencia?

Tónico vs sérum facial, ¿conoces la diferencia?

El tónico y el sérum facial son dos de los productos imprescindibles para el cuidado correcto y completo de la piel, pero ¿son lo mismo ? o ¿ sirven para lo mismo? Descubramos en qué se diferencian estos dos productos y cómo usarlos correctamente.

Tónico vs sérum facial, ¿conoces la diferencia?

Aunque a veces se confunden, tenemos que decir que el tónico y el sérum facial se diferencian principalmente en textura así como en funcionalidad, pero puedes integrarlos en tu rutina de belleza porque pueden ser complementarios si se usan con el debido cuidado.

De este modo, si comparas visualmente un tónico facial y un sérum, la diferencia reveladora es la consistencia . Nos daremos cuenta entonces, que los productos tonificantes tienden a ser similares al agua y vienen en recipientes grandes, mientras que los sérums o sueros faciales tienden a ser más espesos pero aún livianos y se venden en botellas pequeñas y preciosas. Además, por norma general, los sueros son más caros que los tónicos.

La diferencia básica entre tónico y sérum facial

La diferencia entre  el tónico y suero, además de las características enumeradas anteriormente, radica en la funcionalidad de los productos. El tónico proporciona una ligera hidratación, ideal para pieles secas, grasas y mixtas, y equilibra el pH ácido naturalmente de la piel.

El sérum en cambio se utiliza para administrar una dosis concentrada de ingredientes activos , como extractos de hierbas, vitaminas, exfoliantes químicos o humectantes, proporciona una hidratación y nutrición intensa pero ligera y cura problemas de la piel como hiperpigmentación, líneas finas y sirve además para tratar las arrugas.

La principal diferencia, que probablemente hayas notado, es la concentración de ingredientes activos que se dirigen a problemas específicos del cuidado de la piel. Esto explica el porqué cualquier sérum facial es más caro que un tónico. Sin embargo, también es cierto que existe cierta superposición entre los beneficios de un tónico y un sérum, dando a entender que con ambos vas a conseguir similares resultados, aunque en realidad el sérum parece tener una acción mucho más profunda que un tónico

Entonces si usas un sérum o suero facial, ¿necesitas usar un tónico? La respuesta a esta pregunta depende de lo que quieras lograr con tu piel. ¿Quieres tratar o prevenir un problema específico de cuidado de la piel? Si es así, la integración del suero adecuado en tu rutina de cuidado de la piel definitivamente beneficiará a su cutis, pero si además deseas garantizar la hidratación profunda de la piel y de paso, la recuperación de esta tras haber lavado el rostro para desmaquillarnos, el tónico se convierte también en algo imprescindible.