Inicio Chiiist! Un extrabajador de El Rincón cuenta cómo era la convivencia de Esther...

Un extrabajador de El Rincón cuenta cómo era la convivencia de Esther Doña y el Marqués de Griñón

La vida de Esther Doña ha cambiado mucho en muy pocos meses tras la muerte de Carlos Falcó, su marido. Ahora con la venta del Palacio El Rincón, lugar en el que vivía con el Marqués de Griñón, ha tenido que hacer las maletas para volver a su apartamento antes de que se fue con su marido y también ha salido a relucir su carácter después de que un extrabajador de la finca haya hablado de ella, aunque sin dar la cara, en ‘Viva la Vida’.

Sobre ella, en lo que se refiere al trabajo, ha dicho: «Te pegaba una bronca por nada, no era fácil trabajar con ella por su carácter malo; otros días era bueno, pero al rato se ponía furiosa y luego… Si bebía dos copias de vino, peor». Pero eso no ha sido todo, porque ha añadido: «Hizo sufrir mucho al Marqués«.

Y ha aprovechado para decir que por parte de ella no veía nada de amor hacia Falcó: «No he visto nada de amor nunca, ni nada. Se veía un interés, buscaba lo que no tenia, fama, mucha fama y relacionarse con gente que jamás pensaba que se podría relacionar».

«Él se iba muchos días por ahí, volvía por la tarde, estaba todo el día aquí esperándole ella. Una veces enfadada, otras contenta, según el día. Un día la oí que hablaba con alguien y estaba poniendo al hombre verde, siempre ella contra él, que lo tenía solo para irse de juerga. Siempre estaba con: ‘¿qué te has creído tú? ¡Haces lo que yo diga!. Pero al rato le daba un besito y se quedaba tan tranquilo«, ha añadido al respecto.

Enfrentada a los hijos pequeños del Marqués

Por otro lado, ha comentado cómo era la relación entre ella con los hijos del Marqués, y pese a que ante los ojos de la gente era cordial, ha añadido: «Pero no se pueden ni ver. Porque demasiado saben ellos que nunca fue buena con su padre». Los que parece que han sufrido más han sido los pequeños, Duarte y Aldara, por eso ha seguido contando lo siguiente: «Han sufrido mucho. A Duarte le echó, estaba muy unido a su padre pero se tuvo que ir. Vino a decirle: ‘Vete de aquí, coño’, y cada vez que venía, el padre se iba a comer fuera porque no lo dejaba entrar en la finca«. También contó que Xandra Falcó, la hija mayor del marqués, estuvo hablando con Esther Doña «Al final han llegado a un acuerdo entre los abogados para que deje la finca y poder venderla. No sé si ha habido dinero por medio o lo habrá cuando la vendan, digo yo que le darán algo».

Publicidad