Inicio Chiiist! Un hombre pide una indemnización por el show ‘porno’ de Shakira y...

Un hombre pide una indemnización por el show ‘porno’ de Shakira y Jennifer Lopez en la Super Bowl 2020

Un hombre pide una indemnización por el show ‘porno’ de Shakira y Jennifer Lopez en la Super Bowl 2020

PELIGRO DE FUEGO INFERNAL

El señor, que es locutor de radio y activista cristiano, esta muy indignado por las imágenes emitidas en televisión.

Un activista cristiano ha mostrado su indignación después del increíble espectáculo de Shakira y Jennifer Lopez en la Super Bowl 2020, pidiendo 800.000 millones de indemnización a la organización haciendo referencia a ‘daños morales’, es más, ha catalogado el show como porno.

Para más datos, el hombre es Dave Daubenmire y es un exentrenador de fútbol de un instituto de Estados Unidos, aunque ahora es locutor de radio, y fue en uno de sus programas donde mostró su indignación diciendo lo siguiente de la actuación de las cantantes: «Es un ejemplo de discriminación cristiana, más propio de un club de striptease que de un partido de fútbol», y añadía que se puso su alma en peligro de fuego infernal.

Ha sido a través de sus redes sociales donde ha anunciado que demandara a la Liga Nacional de Fútbol Americano por unos 867 billones de dólares, que en euros son unos 800.000. Y no contento con eso, siguió diciendo: «Hablo en serio aquí. Estoy buscando un abogado para realizar una demanda colectiva contra Pepsi y la NFL por complacer a la pornografía. Tal vez esa no sea la acusación correcta, no soy un abogado. Pero lo que vimos ayer fue una actuación del club de striptease en el medio tiempo en el Super Bowl«.

No paró de verlo

Una de las razones por la que ha decidido dar este paso es porque dice que antes del espectáculo no se le avisó del contenido del show, aunque en el momento en el que empezó a verlo, tampoco paró y contempló a Shakira y Jennifer Lopez en su máximo esplendor.

Por otro lado, cabe destacar que este show que tan solo duró 15 minutos fue visto por más de cinco millones de espectadores de todo el mundo, y además las artistas no cobraron por este espectáclo, aunque ha servido para impulsar sus carreras aún más, puesto que las ventas de ambas se han elevado un 900 por ciento desde que se emitió en la televisión.