Inicio Chiiist! Una broma de Alejandro Albalá en ‘GH DÚO’ termina en discusión con...

Una broma de Alejandro Albalá en ‘GH DÚO’ termina en discusión con Sofía Suescun y Kiko Rivera

Una broma de Alejandro Albalá en ‘GH DÚO’ termina en discusión con Sofía Suescun y Kiko Rivera

NO SE ENTENDIÓ

El concursante no pensó lo que estaba diciendo y se armó ‘la marimorena’ entre todos los concursantes de la casa.

Los nervios están a flor de piel y las discusiones en la casa de Guadalix de la Sierra no dejan de sucederse. Los últimos en ser los protagonistas de la bronca de turno han sido Alejandro Albalá y Sofía Suescun, dos de los más polémicos dentro del reality. Su relación es constante ir y venir y, cuando parece que todo ha mejorado entre ellos, las cosas se tuercen y llegan los problemas.

En esta ocasión ha sido una broma de bastante mal gusto por parte de Alejandro Albalá que no ha sentado demasiado bien a los implicados, que eran Sofía Suescun y Kiko Rivera. La discusión comenzaba con un comentario de Albalá que no sentaba nada bien a su expareja y a su compañero: “Lo mismo te lo tengo que explicar, que no tengo ningún problema, te lo explico rápido, que pareces tonto. No sé cómo te puedes imaginar esa gilipollez”, decía Kiko Rivera sobre algo que había escuchado.

Rápidamente, Alejandro Albalá explicaba lo que había dicho: “He pasado por la cocina y he visto a Kiko en el ordenador y las tetas de Sofía rozando su brazo. He vuelto a pasar y ha vuelto a pasar lo mismo y le he dicho a Antonio que de tanto roce se le iba a poner el pezón duro. ¡¿Es malo eso?!¡¿Qué problema hay?!”. “Alejandro, se te ha ido la pelota totalmente. Yo estaba con el ordenador, no me he dado cuenta de nada”, le decía Kiko tras el comentario.

Sofía, muy enfada

La concursante se mostró tremendamente enfadada por lo que había dicho Alejandro Albalá, a pesar de que él se escudaba en que había sido una broma: “No tiene sentido esas bromas inventadas por Alejandro Albalá. Ya te estás pasando, Alejandro. Estás utilizando lo de la broma porque estás quedando como una mierda, y no tiene ni p*** gracia. Qué tienes que decir no sé qué de la teta… ¡¿Qué estás hablando?!”. “No voy a discutir contigo cosas que no tienes ni p*** idea. No se pueden hacer bromas, me callo y no vuelvo a hablar”, añadía Albalá. “A mí me ha sentado fatal que me tratases como si fuera un trapo”, añadía Suescun. Él pedía perdón pero la situación se quedaba tensa.