Una monja combate los efectos del huracán Irma con una motosierra

Margaret Ann se ha hecho famosa de la noche al día gracias a unas imágenes suyas que poco tiene que ver con su día a día o su oficio religioso. La monja se ha convertido en una de las protagonistas involuntarias del huracán Irma gracias a unas imágenes suyas que en cuestión de horas se han hecho virales.

La religiosa reside en Miami, una de las localidades afectadas por el paso del huracán, y con el panorama devastador que ha quedado tras la catástrofe, cualquier ayuda para recuperar la normalidad es bueno. Esto es lo que debería pensar Ann cuando, vestida con su indumentaria habitual, decidió talar algunos de los árboles caídos sobre la carretera con la ayuda de una motosierra.

Ver una monja con motosierra no es una estampa muy habitual, por lo que la policía de Miami-Dade decidió grabarla en acción, para inmortalizar su celestial ayuda a los servicios de emergencia. “Uno de nuestros oficiales fuera de servicio se alegró de ver a la hermana Margaret Ann cortante árboles para limpiar las carreteras del barrio. ¡Gracias hermana! y gracias a todos nuestros vecinos que están trabajando juntos para superar esto”, decía uno de los mensajes difundidos en su perfil en las redes por el cuerpo policial.

Aunque el gesto de Margaret Ann se hizo viral en poco tiempo, ella le ha restado importancia en una entrevista para ABC News: “Había una necesidad y yo tenía los medios, así que quise ayudar”. La monja también ha explicado que le hacía gracia que la nombraran “hermana motosierra” y que algunas personas le hayan enviado vídeos sobre cómo utilizarla. “Parece que no la estaba utilizando correctamente”, bromeaba. Unas imágenes entrañables que contrastan con los capítulos vividos por el paso de un huracán que ha provocado la evacuación de más de seis millones de personas.

Había una necesidad y yo tenía los medios, así que quise ayudar

Margaret Ann
Loading...