Veinte años sin la princesa Diana de Gales

La muerte de Diana de Gales conmocionó al mundo. Ya han pasado desde entonces 20 años pero el 31 de agosto de 1997 fue uno de esos días que se quedan en la memoria. Su familia quiere recordarla hoy en la intimidad y sin los grandes festejos públicos que se vieron en el décimo aniversario, pero aun así han sido muchos en esta semana los actos en su recuerdo.

El último ocurrió ayer, cuando el príncipe Guillermo, acompañado por su esposa Kate y el príncipe Enrique, inauguraron el Jardín Blanco plantado en el palacio de Kensington, la que fuera residencia de la princesa. Esta ha sido la creación de un tributo floral con rosas, gladiolos, narcisos y tulipanes, todos en blanco para recordar la pureza y vitalidad de Diana Spencer. Los príncipes se reunieron con representantes de las organizaciones de caridad que apoyaba lady Di, entre ellas Centrepoint dedicada a jóvenes sin techo, la Misión de los leprosos y hospitales como el Great Ormond Street, abanderado en la lucha contra enfermedades infantiles.

Flores y todo tipo de homenajes para honrar la memoria de Lady Di

Hoy, miles de británicos se acercarán a las ya famosas puertas doradas del que fuera su palacio para depositar flores y tarjetas frente a una gran pancarta en la que se puede leer: “Diana, su trabajo continúa a través de sus queridos hijos Guillermo y Enrique”.

Pero si en algo ha sido diferente este 20 aniversario es en la gran cantidad de documentales emitidos en su memoria y en el hecho de que sus dos hijos hayan decidido hablar del impacto emocional que les supuso esta tragedia. En el programa de la BBC Diana 7 días se exponen los sucesos ocurridos la semana después de su muerte.

Guillermo y Enrique se acercaron el memorial dedicado a su madre Guillermo y Enrique se acercaron el memorial dedicado a su madre (Kirsty Wigglesworth / AFP)

Sus hijos recuerdan que recibieron su última llamada de teléfono mientras estaban jugando y cómo intentaron que acabara lo antes posible. “Si hubiera sabido que era la última vez que iba a hablar con ella, la conversación hubiera sido muy diferente”, lamenta el príncipe Enrique.

El menor de los hijos de Diana reconoció recientemente los problemas psicológicos que sufrió en su juventud como consecuencia de la pérdida. En el documental explica: “Lo que quiero es poder rellenar los vacíos que ha dejado mi madre y entre Guillermo y yo y todo el mundo que se encuentra en posición privilegiada, tratar de cambiar las cosas”.

El hijo mayor de Diana de Gales, Guillermo, quiso también alabar la figura de su padre, el príncipe Carlos, al explicar que “él pasó por el mismo proceso de duelo”. Además defendió a su abuela, la reina Isabel II, que fue muy criticada por permanecer en Balmoral (Escocia) tras la muerte de Diana, argumentando que les protegió e intentó por todos los medios mantener sus momentos de privacidad, lejos de todo el mundo en un momento tal crucial.

Y para que el homenaje sea permanente, los hijos de Diana quieren que haya en Londres un monumento de su madre. Por ello han encargado una estatua para conmemorar el 20 aniversario de su muerte, que se va a erigir en los jardines del palacio de Kensington.

Miembros de la familia real británica visitaron el jardín que se ha levantado en el palacio en recuerdo de Lady Di Miembros de la familia real británica visitaron el jardín que se ha levantado en el palacio en recuerdo de Lady Di (Kirsty Wigglesworth / AFP)
Loading...