Inicio Cuba Amelia Earhart: la audaz pionera de la aviación que desafió los cielos

Amelia Earhart: la audaz pionera de la aviación que desafió los cielos

MIAMI, Estados Unidos. – Desde su primera experiencia con la aviación hasta su desaparición en un intento de circunnavegación del globo, Amelia Earhart se consolidó como una de las aventureras más emblemáticas y audaces del siglo XX. Además, su vida estuvo marcada por una serie de logros que desafiaron las normas de género de su tiempo.

La fascinación de Earhart por la aviación comenzó después de asistir a una exhibición de vuelo acrobático, donde un piloto la desafió con una maniobra audaz. Más adelante, su determinación se solidificó el 28 de diciembre de 1920, cuando el piloto Frank Hawks la llevó a volar, transformando su vida para siempre. 

“En cuanto estuve a 200 o 300 pies del suelo, supe que tenía que volar”, afirmó Earhart, marcando el inicio de su extraordinaria carrera en la aviación.

Earhart no solo rompió récords, sino también estereotipos. Desde su juventud, se destacó por su comportamiento poco convencional para una mujer de su época, involucrándose en actividades como trepar árboles y cazar ratas con un rifle. Su espíritu indomable la llevó a acumular recortes de prensa sobre mujeres exitosas en campos dominados por hombres, preparando el terreno para su propia historia de éxito.

Su primer gran logro público llegó en 1928, cuando fue invitada a ser la primera mujer en cruzar el Atlántico, aunque no como piloto sino como pasajera. A pesar de las críticas, este viaje la catapultó a la fama mundial. 

Earhart no solo se conformó con ese logro. En 1932, exactamente cinco años después del histórico vuelo de Lindbergh, se convirtió en la primera mujer y la segunda persona en cruzar el Atlántico en solitario. A pesar de enfrentarse a vientos fuertes, condiciones heladas y problemas mecánicos, logró aterrizar en un pastizal cerca de Londonderry, Irlanda, “después de asustar a la mayoría de las vacas de la vecindad”, según comentó con humor, demostrando su inquebrantable espíritu aventurero.

Earhart continuó desafiando los límites, estableciendo récords de altitud para autogiros y siendo la primera persona en volar sola desde Honolulu hasta Oakland, California

Su último y más ambicioso desafío fue intentar ser la primera mujer en volar alrededor del mundo. A pesar de un intento fallido que dañó gravemente su avión, Earhart estaba decidida. “Tengo la sensación de que me queda un buen vuelo en el sistema, y espero que este viaje sea”, expresó antes de partir en su fatídica expedición en 1937.

La desaparición de Earhart durante su intento de circunnavegar el globo terráqueo dejó al mundo en vilo y dio inicio a una de las búsquedas más extensas y costosas en la historia de la aviación. A pesar de las numerosas teorías sobre su destino, su legado aún resuena, inspirando a generaciones a desafiar los límites de lo posible.

Sus palabras siguen resonando hoy día, inolvidables: “Soy muy consciente de los peligros. Quiero hacerlo porque quiero hacerlo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como los hombres han intentado. Cuando fracasan, su fracaso debe ser un desafío para otros”. 

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.