Andy Gómez: El ICCAS ‘no va a tomar ninguna posición política’ Cubanet

18

Andy S. Gómez (Twitter @asgomez1)

MIAMI, Estados Unidos.- Andy S. Gómez, quien a partir de agosto asumirá como director interino del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, buscará darle un carácter de imparcialidad “política” a esa entidad y además ofrecerla como plataforma al exilio venezolano.

En una entrevista con Efe, Gómez, uno de los fundadores de ICCAS, aseguró que además de seguir apoyando a la disidencia cubana en la isla buscará especialmente promover las investigaciones y el alcance de la comunidad del sur de Florida.

“El instituto va a seguir analizando la política, la diferencia conmigo es que el instituto no va a tomar ninguna posición en política”, manifestó.

Ningún centro de estudio académico “debe tomar una posición política, debe asistir a aquellos que toman las posiciones políticas, alimentando el argumento de ellos, preparando investigaciones y políticas que ellos puedan decidir, pero nunca tomar una posición política personal o el centro mismo”, precisó.

El nuevo director interino de ICCAS, un instituto que opera desde 1999 en la Casa Bacardí, de la Universidad de Miami, manifestó que es clave “ayudar” a la oposición y la disidencia dentro de Cuba.

“Hay ver cómo se puede seguir desarrollando ese espacio que es muy importante”, matizó Gómez, quien reemplazará a Jaime Suchlick, el otro fundador de ICCAS y su director por más de veinte años.

El académico, decano retirado del ICCAS, señaló además que desea aprovechar que hay una unión de los exilios de Cuba y Venezuela en Miami, debido a que “ambos han pasado por lo mismo”, y abrirle la puertas del instituto al segundo.

“Quiero ofrecer a los venezolanos la Casa Bacardí, como un centro en el que ellos se puedan expresar y que puedan aprender de lo que pasó en Cuba”, matizó.

En ese sentido expresó también que hay una gran necesidad de llegar a las nuevas generaciones de cubanos, ya que algunos de ellos que “no saben mucho de Cuba” y crear puentes con sus pares en la isla.

“Para mantener la vida, el instituto debe atraer a todas las generaciones nuevas del sur de Florida, mantener la generación antigua que ha formado parte importante del instituto, pero debo buscar la manera de incluir la nueva generación”, explicó.

El nombramiento de Gómez, el pasado 13 de julio, sin embargo, generó oposición de ciertos sectores del exilio cubano en Miami, que pidieron al presidente de Universidad de Miami, Julio Frenk, “reconsiderar” la decisión.

Este jueves la Asamblea de la Resistencia Cubana, que alabó la labor de Suchlick, rechazó la idea de que haya un director interino y urgió que “representantes del exilio cubano” sean incluidos en la identificación y evaluación de candidatos a dirigir de pleno el ICCAS.

La coalición de grupos del exilio pidió a la Universidad de Miami, que estudie “la verdad sobre Cuba sin compromisos ni ambivalencias sobre un régimen – el castrista – que ha cometido y continúa cometiendo grandes violaciones a los derechos humanos”.

Rechazaron además la idea de que el director interino o futuros directores “mantengan asociaciones con empresas que se encuentran comerciando con el régimen castrista, o con centros académicos en Cuba”.

Entre tanto, Gómez, quien ha sido criticado por recientes viajes a Cuba, manifestó a Efe que ha habido mucha desinformación y que, entre otras cosas, siempre ha dicho que no está interesado en quedarse “permanentemente” como director de ICCAS.

El académico reiteró que siempre ha sido partidario de que “todo el mundo” pueda viajar a Cuba. “No creo que se pueda aislar a un pueblo y más Cuba, como isla que es, y no prepararlos para un cambio”, agregó.

Precisó que en sus viajes ha buscado “educar al turista que va a Cuba sobre la realidad de la isla”.

Señaló además que buscará antes de la fiesta navideñas tener un “comité de todos” para “aconsejar, no mandar, no hacer política” para que la Universidad de Miami pueda escoger al próximo director del instituto.

(EFE)