Caen las expectativas turísticas de EEUU respecto a Cuba Cubanet

Un turista camina por la calle Monserrate, en La Habana Vieja (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- Los estadounidenses están menos interesados ​​en viajar a Cuba este año que en 2016, según una encuesta del proveedor de seguros Allianz Global Assistance referida por el sitio Market Watch.

Un 76% de los 1,514 encuestados dijeron que no es probable que planifiquen un viaje a Cuba en 2017 comparado con el 70% en 2016. Sólo el 2% de los encuestados planea visitar Cuba en los próximos seis meses o al final de 2017, lo mismo que en 2016 a pesar del aumento en los viajes proyectado por el Ministerio de Turismo del a isla caribeña.

También encontró que el 60% de los estadounidenses dijo que “no le gustaría viajar a Cuba”, en comparación con sólo 58% en 2016.

Aunque algunos de estos cambios pueden esperarse después del entusiasmo inicial generado tras el inicio del deshielo entre ambos países, las tendencias de vuelo muestran que la demanda es menor de lo inicialmente esperado, dijo Brian Sumers, analista de aerolíneas en el sitio de viajes Skift.

“Cuando el país se abrió, casi todas las aerolíneas estadounidenses estaban obsesionadas con conseguir tantas rutas hacia La Habana como fuera posible”, dijo. “Ahora, según tengo entendido, muchos de los vuelos están vacíos”.

De hecho, la excitación inicial por el país antes cerrado dio lugar a dilemas morales sobre la escasez de alimentos y otros problemas causados ​​por el turismo, así como la decepción por la limitada Internet en Cuba, los estándares de hotel más bajos y la falta de agua corriente en ellos.

El estudio de Allianz encontró que la falta de infraestructura de viajes era una de las principales causas de ansiedad en los viajes a Cuba para el 13% de los estadounidenses.

La caída en la demanda ha llevado a varias aerolíneas a reducir o eliminar completamente los vuelos al país, incluyendo a Silver Airways, una empresa de viajes domésticos con sede en Florida que canceló las nueve rutas planeadas a Cuba. Frontier tiene pensado asimismo haber cortado su ruta Miami-La Habana para el 4 de junio, luego de que los costos en La Habana “excedieran significativamente nuestros supuestos iniciales”, dijo un portavoz a MarketWatch.

Spirit Airlines hará su último vuelo a Cuba para el 1 de junio. “Los costos de servir a La Habana continúan superando la demanda de servicios”, dijo Bob Fornaro, presidente y consejero delegado de en abril Spirit Airlines.

Sumers sugirió que la confusión sobre las categorías aprobadas para ir a Cuba mantiene todavía ausente al visitante estadounidense medio.

Por ley, los viajeros de EE.UU. tienen que seleccionar una de 12 categorías para su visita, que incluyen actividades religiosas, proyectos humanitarios, “apoyo al pueblo cubano” y actividades periodísticas.

“No se puede ir a Cuba a sentarse en la playa y divertirse y eso es lo que a los estadounidenses les gusta hacer en vacaciones”, dijo. “Cuba es un poco atípica todavía. No es fácil de visitar y para muchas personas sigue siendo un dolor. Tienes que realmente querer ir allí”, dijo Sumers.

Mientras que los vuelos a Cuba continúan fluctando, el interés por los viajes al país sigue siendo alto, según datos separados del sitio de búsqueda de viajes Kayak, lo que indica que hay un interés inicial en volar allí, incluso si ese interés no dura. También se encontró un aumento de 173% en las búsquedas de Cuba en abril de 2017 en comparación con abril de 2016, y la lista de Cuba como el destino número uno en 2017.

Sin embargo, es importante tener en cuenta los datos de Kayak reflejan las búsquedas, no reservas reales, dijo el vicepresidente de marketing Dave Solomito. Además, este salto en el interés se debe probablemente a que el expresidente Obama relajó las restricciones de viaje en marzo de 2016.

“Es posible que la gente esté buscando viajes en Cuba para explorar sus opciones, pero decide no ir una vez que se enteren de las restricciones de viaje investigan sobre opciones de alojamiento, que todavía son limitadas”, dijo.

Los hoteles son caros en Cuba, ya que hay muy pocos de ellos que cumplen con los estándares de los estadounidenses, y mientras que el alojamiento es barato en comparación con los EE.UU., muchos de los listados de Airbnb pueden no cubrir las expectativas que hay en otros países. Airbnb, por su parte, ha dicho que Cuba es su mercado de más rápido crecimiento.

La incertidumbre sobre los viajes a Cuba viene después de un año récord para el turismo en el país: 4 millones de visitantes en 2016, un aumento de 13% desde 2015, y el Ministerio de Turismo cubano prevé un nuevo aumento a 4,1 millones de visitantes en 2017. Madeleine Russak, Directora de comunicaciones de Engage Cuba, una coalición de empresas privadas y líderes locales a favor del levantamiento del embargo comercial a la isla comunista, dijo que espera que la afluencia de turistas continúe aumentando, citando líneas de cruceros que incrementan las rutas hacia Cuba y varias aerolíneas que expanden su servicio ahí.

Cuba tiene un largo camino que recorrer antes de que sea adecuada para muchos turistas estadounidenses de alto mantenimiento, concluye la publicación. “Esto vendrá con ciertas expectativas: los estadounidenses esperan que los teléfonos celulares funcionen, las tarjetas de crédito funcionen y que el acceso a Internet no sea limitado”, dijo Sumers. “Estas expectativas, junto con el apoyo monetario que los viajeros estadounidenses brindan a los empresarios cubanos en el sector turístico, ayudarán a fomentar el tipo de cambio que no sólo aumentará el interés estadounidense en viajar a nuestro vecino, sino que también beneficiarán al pueblo cubano”.

Loading...