Charangas de Bejucal, con un mes de atraso y “aparatos inventados”

BEJUCAL, Mayabeque.- Las tradicionales Charangas de Bejucal, que fueron suspendidas el pasado mes de diciembre por la muerte de Fidel Castro, culminaron este domingo 29 de enero. Las fiestas atrasadas, que esta vez duraron solo una semana, para algunos bejucaleños “no tuvieron el mismo sabor en enero que en diciembre, como es habitual”.

Este año la atracción principal no fueron las piezas charangueras (carrozas), como suele suceder. Una serie de “aparatos recreativos de feria” de confección casera y con muy pocas medidas de seguridad se robaron el show desde el primer día.

“Los diferentes artefactos comenzaron a llegar el pasado viernes 20 de enero y se instalaron muy cerca del Parque Central de Bejucal. Cuando comencé a ver como montaban los hierros soldados y todos esos tarecos inventados no lo podía creer”, comentó para este diario Luis Herrera, vecino de la calle 12, donde fueron instalados los aparatos de feria.

“Esos cacharros no tienen ninguna medida de seguridad, no sé como el Estado permite que estén operando, son niños y adolecentes los que se suben ahí, algunos pasan solo a centímetros de los cables de electricidad (…) A mis hijos no los dejo subirse a ninguno, todo eso es inventado y es peligroso”, añadió Luis.

Jorge (así se hizo llamar el propietario de dichos aparatos) no quiso responder ninguna de las preguntas que le hicimos en cuanto a seguridad de sus equipos ni quiso dar ningún tipo de comentario al respecto. “No me cojas para eso que me estas poniendo malo el negocio. Todo esto es legal y mis equipos son seguros”, dijo mientras evadía todas las preguntas.

Jorge obtuvo un permiso especial para poder operar sus equipos y pagó un alto impuesto al Estado por hacerlo en tiempo de Charangas, “unos 500 pesos diarios” según una funcionaria del Ministerio de Trabajo que no quiso revelar su nombre por cuestiones de seguridad.

Todos los equipos de Jorge son confeccionados por él mismo y usan motores de 220 volts y trifásicos. Algunos aparatos que presentaron problemas mecánicos fueron reparados por los técnicos de Jorge en el lugar usando simplemente un martillo y alguna que otra herramienta. El precio por disfrutar en una de sus atracciones para los bejucaleños fue de 10 pesos en moneda nacional.

Las Charangas de Bejucal surgieron en la primera mitad del siglo XIX.  Son fiestas de gran arraigo y tradición que, junto a los Carnavales de Santiago y las Parrandas de Remedios forman parte de las tres expresiones populares más reconocidas dentro de la cultura cubana.

Pero este año “vinieron mucho menos agrupaciones musicales y los precios de las entradas a los conciertos en ocasiones fueron de 40 pesos. Es algo difícil para un joven como yo poder llevar a mi novia y pagar con esos precios, aunque el sábado 28 de enero el baile fue gratis como en otros años, los inflables particulares y todos los precios de los artículos de los cuentapropistas son bastante caros; esta edición de las Charangas me pareció una de las mas malas que he visto”, comentó para CubaNet Adrián López un joven de 18 años que reside en el lugar.

“Este año aparte que llegaron atrasadas no tuvieron calidad, no habían opciones gastronómicas por parte del Estado, en general los precios estaban por las nubes y las carrozas tampoco fueron gran cosa”, añadió Noel González, un joven bejucaleño que nos manifestó que “la tradición de las fiestas nunca se debió romper”.

Loading...