Inicio Cuba Científicos cubanos niegan existencia del “síndrome de La Habana”

Científicos cubanos niegan existencia del “síndrome de La Habana”

MIAMI, Estados Unidos. – Científicos cubanos negaron este lunes la hipótesis de Estados Unidos sobre los ataques a la salud de su personal diplomático en La Habana, hecho que generó el cierre parcial de la Embajada de ese país en La Habana en 2018.

En conferencia de prensa celebrada esta mañana en la capital cubana, especialistas de la Isla rechazaron la existencia del llamado “síndrome de La Habana”, asegurando que ninguna de las teorías esbozadas por representantes estadounidenses para explicar lo sucedido se sostiene en pruebas científicas.

“Los medios de prensa divulgan explicaciones no basadas en la ciencia, una acción que confunde a la opinión pública y daña a los mismos funcionarios, además de perjudicar las relaciones entre los dos países”, sostuvo el doctor en Ciencias Mitchel Valdés-Sosa, director general del Centro de Neurociencias de Cuba, en declaraciones recogidas por medios oficiales.

Durante la conferencia también se dio lectura a un informe técnico elaborado por un grupo de expertos de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC). En el mismo, se evalúan los incidentes de salud que afectaron tanto a diplomáticos estadounidenses y canadienses como a sus familias.

Valdés-Sosa también señaló que resulta incorrecto hablar de “síndrome de La Habana”, ya que había reportes de fenómenos similares en países como Austria, Alemania, Vietnam y el propio Estados Unidos.

El científico destacó, además, que el informe realizado por la ACC analiza a fondo todos los elementos en torno a los problemas de salud registrados por el personal diplomático de EE. UU. y Canadá.

“Consideramos que es muy oportuno dar a conocer este reporte científico, pues después de cinco años no hay una explicación aceptable sobre estos incidentes, añadió Valdés-Sosa.

Desde finales de 2016, cerca de 50 funcionarios radicados en Cuba informaron síntomas coincidentes con el “síndrome de La Habana”. Entre los afectados se encontraban diplomáticos estadounidenses y canadienses. En la mayoría de los casos, los funcionarios padecieron zumbidos agudos y presión en los oídos, así como pérdida de audición y equilibrio, fatiga y dolores de cabeza residuales. Algunas víctimas han sufrido daños cerebrales a largo plazo.

En Estados Unidos se estima que más de 130 funcionarios de ese país radicados en delegaciones en el extranjero habrían sido víctimas de los misteriosos ataques.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad