Inicio Cuba “Cuadrando la caja”: un programa idiotizante y oportunista

“Cuadrando la caja”: un programa idiotizante y oportunista

LA HABANA, Cuba. — “Cuadrando la caja” es un programa de la televisión cubana dirigido al análisis de la economía nacional y sus relaciones con el mercado global. Se transmite semanalmente por el canal Caribe Noticias, y lo amplifica el portal Cubadebate.

Su presentadora, Marxlenin Pérez Valdés, Dra. en Historia y Filosofía, y profesora titular de Marxismo en la Universidad de La Habana, explica el tránsito de la economía cubana a nuevas formas de producción y propiedad. Pero a Chencho Amargura, el filósofo callejero de Centro Habana, no le queda clara la misión del programa por lo que ha visto hasta ahora.

Algunas de las emisiones han versado sobre: “Delitos económicos, sus caras ocultas y visibles”; “Cooperativismo, luces y sombras”; y “Utilidades excesivas en las empresas cubanas”. De entre todas, no obstante, la que dejó a pocos al margen de la discusión en las redes sociales y los cotilleos de pasillos fue la titulada: “¿Otra empresa estatal socialista es posible?”, transmitida el pasado 29 de diciembre y que contó con la intervención de Agustín Lage Dávila —hermano del defenestrado Carlos Lage—, un personajillo que se vende como científico, pero que realmente es uno de los ideólogos del conservadurismo comunista antiliberal.

Según afirmó “Tin” Lage (como le dicen sus allegados), la concentración de capital privado en un grupo de los hoy llamados oligarcas fue lo que empobreció aún más a Rusia en la década de 1990, cuando Boris Yeltsin liberalizó la economía. ¿Olvidaría el eminente miembro del cartel comunista que la mayoría de los oligarcas formados en los ’90 crecieron al compás de la Canción del Komsomol leninista? Fueron mafiosos excomunistas los que corrompieron, prostituyeron, depredaron y hundieron al Estado para aupar a Vladímir Putin, quien se convertiría en el carnicero de Chechenia, Georgia y Ucrania.

¿Temerá Agustín Lage a la insurrección de los emprendedores, la conjura de los cooperativistas o la conspiración de los cuentapropistas que traiga libertad de mercado, prosperidad, abundancia? ¿Temerá que surjan nuevos y más fuertes actores económicos que desbanquen a los obesos burócratas con pinta de oligarcas, comprometidos con el partido único, y desbaraten la piñata, como hicieron los sandinistas en Nicaragua, repartiéndose entre ellos las empresas del Estado?

En su discurso antiliberal, Agustín Lage nos recordó la frase de Francisco Franco, el caudillo ibérico: “Todo está atado, y bien atado”. En Cuba todo está atado, especialmente a los corruptos mecanismos de GAESA, con sus hoteles vacíos en medio de apagones y ruinas, ante la miopía de la Contralora General de la República, Gladys Bejerano.

Entre otras retumbantes expresiones de Agustín Lage Dávila figura su explicación de que la importancia de mantener a la empresa estatal socialista está en “su irremplazable rol para mantener la medicina gratuita”.

¿Estará en su sano juicio el bigotudo doctor? La medicina en Cuba no es gratuita, se paga a costa de los bajos salarios, principalmente de los médicos, y de los trabajadores en general. Además, la existencia de otras formas de medicina pública, como la cooperativa y la privada, lograrían una sana competencia por el bien de la salud de la ciudadanía.

El fanatismo ideológico de la moderadora Marxlenin Pérez, solazada con uno de los herederos de Fidel Castro, es un caso de estudio.

“Cuadrando la caja” es un programa idiotizante y oportunista, dedicado a defender a ultranza un sistema que empobrece y humilla a los ciudadanos, quienes, contrario a lo que dijo Agustín Lage, padecen hambre y no tienen acceso a un sistema de salud pública digno; ni siquiera pueden contar con una aspirina para aliviar el dolor de cabeza.

El círculo vicioso de corrupción e ineficiencia en que se desenvuelve la empresa estatal socialista, impide cuadrar la caja de las finanzas nacionales. La cuadratura del círculo castrista está dotada con los atributos conocidos para que sean su principal obstáculo.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad