Inicio Cuba Cubanos en Nicaragua, una dictadura más «cómoda»

Cubanos en Nicaragua, una dictadura más «cómoda»

AREQUIPA, Perú. – Como parte del mayor éxodo en la historia de la Isla, muchos cubanos han utilizado la ruta centroamericana que facilita el libre visado a Nicaragua. Pero si bien una buena parte de los migrantes atraviesa ese país para llegar a Estados Unidos, otra prefiere asentarse en Managua.

Así lo reseña un artículo del diario nicaragüense La Prensa, el cual recoge testimonios de cubanos residentes en ese territorio y su experiencia de vida.

Tal es el caso de Roger, un camagüeyano de 27 años que salió de Cuba desde 2020. “Nicaragua, aunque se dice que está en dictadura, es muy diferente a mi país. Aquí hay oportunidades y si las sabes aprovechar te va muy bien. La segunda vez que vine, me traje a mi esposa y decidimos quedarnos, aprovechamos la oportunidad”, dijo el cubano cuya primera visita estuvo dedicada al turismo de compras.

En la Isla, el régimen está encabezado por Miguel Díaz Canel y la cúpula castrista, mientras que en el país centroamericano preside desde 2018 el binomio Ortega-Murillo a la cabeza del sistema dictatorial. En ambos lugares existe una profunda crisis de libertades y derechos humanos.

“No te puedo hablar tanto de la política de Nicaragua, ni la de Cuba, porque es del conocimiento del mundo, pero te puedo decir que prefiero quedarme aquí, antes de volver a vivir en Cuba”, agregó Roger.

Por su parte, Marina es otra migrante cubana de 32 años que tras replantearse “el sueño americano”, prefirió quedarse en el mercado Oriental de Managua vendiendo dulces.

Si bien su objetivo inicial era emprender la travesía hacia EE.UU., cuando hizo cálculos se percató que la venta iba bien y que estaba “cómoda” en Nicaragua, un entorno que describe como “bonito” y de “gente muy amable”.

“Yo me siento como en mi país, pero más tranquila”, asegura la joven, también madre.

Sus dos hijos menores se quedaron en Cuba pues la trayectoria hacia la frontera sur de EE.UU. es peligrosa y larga. Aun así, Marina ha podido regresar a verlos varias veces, una acción que se le hubiese imposibilitado durante “mucho tiempo” de haber estado en territorio estadounidense.

Junto a Roger y Marina, ya son cerca de 500.000 cubanos los que han escapado de las precariedades que asolan la Isla y el hostigamiento del régimen. No obstante, no todos logran establecerse en sus países de destino.

Al respecto, en lo que va de 2023 ya suman unos 5.107 los migrantes irregulares retornados a Cuba desde varios países de la región, principalmente Estados Unidos, México, Bahamas, Belice, Islas Caimán y República Dominicana.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.