Dorar la píldora, el talento del castrismo Cubanet

Delegados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Foto: Roberto Suárez/radiorebelde.cu)

LA HABANA, Cuba.- El Gobierno cubano es un artífice en “dorar la píldora” para que se trague con agrado. Eso sí, logra resultados de costas hacia afuera, porque los isleños sonríen como si creyeran, a sabiendas de que en Cuba no hay píldoras ni en las farmacias y que vendrán mayores dificultades.

Los titulares en los medios anunciaron: “Aprueban plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático”, nada menos que un programa hasta 2050-2100. Las letras pequeñas fueron para el pollo del arroz con pollo: “La breve valoración del comportamiento del Plan de la Economía durante el primer trimestre de 2017 y la propuesta de directivas para la elaboración del Plan de la Economía y del Presupuesto del Estado del año 2018”, realizados en la reunión del Consejo de Ministros del 28 de abril. Parece un anticipo a las informaciones que darán en la sesión de la Asamblea Nacional de julio y el incremento de las privaciones.

No hubo pormenores del análisis, ni cifras, sino que “se tuvo en cuenta consolidar y garantizar la continuidad y sostenibilidad de lo aprobado en el Plan 2017”, cita atribuida al vicepresidente Ricardo Cabrisas. Con un decrecimiento de 0,9% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016, se aplicaron restricciones y se proyectó un incremento de 2% para 2017, muy dependiente del logro de cuantiosas inversiones extranjeras.

Las medidas de la supuesta actualización del modelo económico y social no dieron resultado, están detenidas o se han revertido; y las condiciones externas empeoraron, entre otros motivos, por el descenso de los ingresos por exportaciones notablemente de servicios y del suministro de combustible por Venezuela. Incluso como sucedió en el 2008, diplomáticos y empresarios extranjeros han dicho que algunos emprendimientos conjuntos estaban teniendo problemas para repatriar ganancias debido a que los bancos no tenían liquidez para enviar el dinero al extranjero, reportó la agencia Reuters. Además, la Zafra Azucarera 2016-2017 no alcanzó los 2 millones de toneladas proyectados, con 1,8 millón, para un 20% de incremento con respecto de la contienda anterior, pero nuevamente sin lograr la recuperación de la otrora primera industria, cuando Cuba fue la principal exportadora mundial, según igual fuente.

El turismo podría ser el salvavidas, a falta de las inversiones extranjeras añoradas. Finalmente, los dirigentes descubrieron que puede ser “la locomotora de la economía cubana” por la llegada de las divisas junto con los visitantes y el encadenamiento productivo y de servicios. El primer activo es el cubano sonriente y amable con los extranjeros, a pesar de que esas relaciones son monitoreadas. El ambiente preparado es de tranquilidad social, aunque los precios son muy elevados en hoteles con calidad y servicios deficientes, y la tasa de cambio de las divisas está inflada. Llegaron 4 millones de personas en 2016 y 2 millones de enero a abril de 2017 con más de un mes de antelación respecto al 2016, según el ministro Manuel Marrero durante la inauguración de la Feria Internacional del Turismo (FIT), en Holguín, el 3 de mayo. Sin embargo, la mayor parte de los productos para abastecer al sector turístico tienen que ser importados, de manera que consumen gran parte de las divisas recaudadas y merman las posibilidades de adquirir mercancías para ser vendidas a la población en las caras tiendas recaudadoras de divisas. Posiblemente esa sea una causa del desabastecimiento actual en las TRD, que podría tornarse muy crítico según avance el año.

Pero en La Habana y los lugares destinados a fomentar el turismo, el gobierno ha reconocido las ventajas de la tradición y los notables exponentes de la cultura, mediante festivales de música, teatro, danza, cine, exposiciones de pintura, cerámica, orfebrería, libros, artesanía y otros. Hasta se realizarán actividades de la comunidad LGBTI el 17 de mayo, porque ya pasaron aquellos tiempos de persecución, y la Dra. Mariela Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), hábil portavoz internacional del presidente, anunció que “nunca” querría estar entre los candidatos a la sucesión de su padre en el Gobierno del país, según Reuters. No obstante, la participación del cubano en esas actividades es controlada por las autoridades a través de invitaciones, espacios reducidos o de difícil acceso, con excepciones como la Feria del Libro y el Festival de Cine.

Al mismo tiempo, las diferencias sociales se acrecientan entre la élite gobernante, integrantes de la esfera cultural, cuentapropistas, trabajadores vinculados al sector de divisas de una parte, y la mayoría del pueblo por otra.

Loading...