Inicio Cuba “El jefe de Sector le cayó a patadas a mi puerta”: otro...

“El jefe de Sector le cayó a patadas a mi puerta”: otro testimonio de la represión en Cuba

MIAMI, Estados Unidos. – El activista y exprisionero político Walfrido Rodríguez Piloto, uno de los participantes en las protestas que sacudieron a la Isla desde el domingo 11 de julio, aseguró a CubaNet que la Patria estaba “de luto” por la represión desatada tras las manifestaciones.

Rodríguez Piloto, que reside en el barrio de El Palenque, en el municipio habanero de La Lisa, fue advertido de sus vecinos de la redada policial para arrestar a los participantes en las manifestaciones.

“Los vecinos vinieron y me dijeron: ‘No salgas, que están reprimiendo. (…) Han recogido (arrestado) a unas cuantas gentes’. Pero de ahí vinieron para acá a tumbarme la puerta”, cuenta el exprisionero político. “El jefe de sector le cayó a patadas a mi puerta”, agrega.

El opositor también especifica que los manifestantes arrestados no estaban vinculados a la política.

“Lo que está pasando en Cuba es un estallido social; esto es nacionalmente. El pueblo ya está cansado de que lo repriman. Ellos (los militares) sí pueden repartir golpes, y ellos sí pueden hacer lo que quieren. Entonces cuando uno levanta su voz para protestar te quieren matar”, denunció.

Rodríguez Pilotó también se refirió a la estrategia del régimen para cortar las manifestaciones populares de descontento, las mayores en la historia del castrismo. “(El régimen) quitó internet y el servicio telefónico para tenernos aislados de la verdadera realidad de lo que está sucediendo en este país”, dijo.

Por otro lado, aseguró que vive con un “constante temor” porque “todo el que esté en contra de la tiranía sabe que su vida está guindando de un hilillo”.

“Si me sucede algo, que el mundo entero sepa que fue el régimen dictador que atentó contra mi vida”, declaró.

En abril de 2020, Rodríguez Piloto fue detenido por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y condenado a ocho meses de cárcel por el supuesto delito de acaparamiento. El pretexto usado fueron 15 paquetes de coditos que el opositor había adquirido para su alimentación.

“Yo no hice nada. Me encarcelaron porque les dio la gana; esto simplemente es un ajuste de cuentas por todas mis protestas, pero fundamentalmente por la que protagonicé en mi barrio contra Díaz-Canel’’, denunció en ese momento.

El año pasado el opositor recorrió varias calles del municipio La Lisa exigiéndole a Miguel Díaz-Canel, a gritos, mejoras para el pueblo.

También en 2011, el opositor fue sancionado a cinco años de cárcel tras protagonizar una protesta en la Plaza de la Revolución, donde lanzó octavillas con mensajes contra el régimen que controla Cuba.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad