Estafas telefónicas, nueva modalidad de robo en Cuba Cubanet

5

LA HABANA, Cuba. – “Me llamaron sobre las 12 del mediodía desde un número móvil, en todo momento hablaron conmigo haciéndome creer que nos conocíamos, me dijeron mi nombre y mi dirección, el estafador me dijo que era un amigo mío que tiene un carro rojo (que coincidía casualmente con un conocido del barrio), que se había roto en la carretera, que de favor le transfiriera 3 o 4 CUC al teléfono para poder llamar al mecánico y resolver. Me convenció que cuando llegara me devolvía el saldo o me daba el dinero. En todo momento me llamo por mi nombre y mordí el anzuelo”, comentó a CubaNet Alain Hernández, un joven residente en Boyeros que fue víctima de esta nueva modalidad de estafa telefónica.

Desde hace algunos años en Cuba “se filtró”, y cada año se actualiza, la base de datos completa del monopolio de las comunicaciones ETECSA. Toda la información personal de los usuarios (nombre completo, fecha de nacimiento, número de teléfono y dirección) están al alcance de cualquiera a través de algunas aplicaciones como ETECSA 2017 o Qvacall, que ofrecen todos los datos con facilidades de búsqueda filtrando números, nombres o direcciones.

“Soy centro agente de ETECSA, vendo en mi casa tarjetas de recargas de celulares, Propias para la red de teléfonos públicos y Nauta para Internet. Al parecer los estafadores sabían todo de mi, llevaban tiempo estudiándome porque conocían mis dos apellidos, mi dirección y que vendo tarjetas de todo tipo en mi casa. Me llamaron casi llegando de ETECSA con las tarjetas Nauta de Internet y me dijeron que me llamaban de la gerencia de mi municipio. Se identificaron con el nombre real del gerente y me dijeron que había un problema con la serie de las tarjetas que recién me había llevado, que debía rasparlas y dictarle los números para ponerlas en el sistema. Me creí la historia porque recién había llegado de las oficinas y me llamaron por mi nombre y mis apellidos, me di cuenta de la estafa cuando pasaron horas, no supe nada más y fui a las oficinas de ETECSA”, comentó para este diario, Delia Pérez, de 56 años, que también fue víctima de un robo telefónico.

Esta nueva modalidad de “tecno-delincuentes” o “delincuentes modernos”, como lo llamaron algunas de las víctimas entrevistadas para este trabajo, aprovechan los datos personales para estudiar a sus presas, nombres, vínculos cercanos, dirección, e incluso sobre nombres para hacer creíbles sus historias. Casi siempre usan líneas de teléfonos móviles de personas que abandonaron el país o han fallecido recientemente.

“El mayor responsable de esto es ETECSA que no ha cuidado los datos personales de sus usuarios, en cualquier lugar del mundo los datos personales hay que protegerlos y si existe un robo de información la compañía debe asumir las consecuencias. Conozco a muchas personas que las llaman para molestarlas porque consiguieron su número en estas aplicaciones, también conozco casos de estafa por esta vía, acoso y personas que se aprovechan de esto para enviar molestos mensajes publicitarios de sus negocios”, nos comentó Humberto Miranda, un joven trabajador de ETECSA.

La guía de ETECSA (como se le conoce en Cuba) es una aplicación que se encuentra instalada en casi todos los dispositivos Android y también está disponible para iOS.

En la web existen sitios como https://www.directoriocubano.info/ donde se pueden consultar teléfonos de servicios públicos como hospitales, ferrocarriles, agencias de turismo y otras, pero también están disponibles todos los números de teléfonos fijos y móviles privados con los datos personales de los usuarios.

Los correos Nauta igualmente son usados para enviar molestos mensajes publicitarios, ocasionándoles pérdidas a los usuarios, que nada pueden hacer debido a que sus datos personales nunca fueron protegidos por el monopolio de las comunicaciones cubano.