Inicio Cuba Jubilados en Moa sobre realidad que viven: “cada día peor”

Jubilados en Moa sobre realidad que viven: “cada día peor”

SAN LUIS POTOSÍ, México.- Los jubilados cubanos, con una exigua pensión que apenas les alcanza para una ración de comida al día, afirman que cada día su situación es peor.

Entrevistados por CubaNet, pensionados de Moa, en Holguín, que ejercieron sus profesiones y oficios durante al menos 30 años, narraron la cruda realidad que viven.

“Esperando aquí, a que llegue la hora y cada día peor la cosa”, dijo Caridad Cutiño.

Con una pensión básica de 1.528 pesos cubanos que no cubren más que los escasos productos que lleguen por la canasta básica, los jubilados deben hacer frente a una situación que está lejos de mejorar para ellos.

“Hoy puedo comer yo porque me regalaron un poquito de frijoles y un congrí pelado”, dijo Juan, quien afirmó ganar 1.600 pesos después de trabajar 50 años en diferentes empresas.

Tras su jubilación, asegura que nadie ha ido a preocuparse por él, ni de Salud Pública, donde laboró también.

Su caso no dista mucho del de Clemente Villanueva, de 74 años, quien trabajó en la presa, como chofer y en otros puestos, pero nadie se acuerda de él.

Después de dos paros respiratorios dejó de trabajar y no recibe más ayuda que su insuficiente pensión.

Tampoco pueden siempre los jubilados cobrar ese monto, pues la mayoría de las ocasiones, tras largas filas para extraer el dinero, no hay efectivo.

Los altos precios de los medicamentos

Muchos de ellos ni siquiera compran medicamentos porque los precios son excesivos, argumentaron.

“Esperanzado de que alguien me dé una pastilla cuando tenga la presión y si no, tomando una hojita, esto o lo otro, para aguantar”, dijo Juan.

Vender los cigarros y con esos 200 pesos poder comprar fármacos es una de las medidas tentativas para acceder a los medicamentos.

“Que van a aumentar la pensión, que va a cambiar algo”, son las promesas vacías que el régimen les hace. “Estoy abandonado”, concluyó otro.

Los mayores de sesenta años conforman un alto porcentaje de la cada vez más envejecida población cubana. De ellos, solo cuentan con ingresos suficientes los que laboraron en cargos públicos importantes, las fuerzas armadas, el MININT, los dueños de negocios y aquellos que reciben remesas del exterior. Los que aún trabajan cobran salarios insuficientes.

Las promesas del Gobierno de aumentar los ingresos de los más desfavorecidos no pasan de ser una cantinela sin concretarse, a pesar del reconocimiento oficial de que los salarios, por el alto costo de la vida, no alcanzan para cubrir las necesidades básicas. 

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.