La ‘cacería’ de exchavistas ha llegado a Florida Cubanet

Carlos Máximo Aniasi Turchio, Dayva Soto y Eugenio Vásquez, son algunos de los venezolanos confrontados esta semana en el sur de la Florida (El Nuevo Herald)

MIAMI, Estados Unidos.- Desde un encontronazo en Barcelona con la exministra Maripili Hernández hasta la persecución en una playa de Australia a la hija de un funcionario del régimen de Miraflores, tanto chavistas como exchavistas se están enfrentando a diario con el repudio de la comunidad venezolana en el exterior.

La “cacería” de quienes son considerados cómplices del chavismo ha llegado nada menos que al estado de la Florida, en EE.UU., donde, según reporta El Nuevo Herald, varios exfuncionarios han sido increpados por sus compatriotas, que les culpan de haber contribuido a la actual situación en Venezuela, donde en las últimas semanas las protestas contra el Gobierno por la grave crisis que enfrenta el país han dejado casi 40 muertos, cientos de heridos y miles de arrestos.

Un grupo de venezolanos en Estados Unidos se reunieron el domingo en la ciudad de Orlando, Florida, frente a una vivienda que pertenece presuntamente a Carlos Máximo Aniasi Turchio, ex militar chavista.

“Este es el tipo de persona que le ha dicho al pueblo de Venezuela, que está pasando hambre, que no tiene medicinas, que está comiendo en la basura, que el socialismo es bueno”, exclama un hombre en un video que ha circulado en las redes sociales.

Según registros de la ciudad, la vivienda frente a las que protestaban los venezolanos, ubicada en la zona de Winter Park, fue comprada por Carlos Aniasi en el 2014 por $347 800. El venezolano tiene otra propiedad además en Kissimmee a 30 millas de distancia, comprada en diciembre de 2016 por $260 000.

En tanto, otro video en las redes sociales muestra al ex ministro de la Banca Pública (2009-2010), Eugenio Vásquez Orellana, confrontado el domingo en la mañana en una popular panadería de la ciudad de Doral por un grupo de venezolanos que empezaron a gritarle “ladrón”, “rata”.

Vázquez no sufrió ningún ataque físico, pero tuvo que salir de la panadería.

No se conoce exactamente cuándo se mudó Vásquez a la Florida, pero los registros públicos señalan que compró una vivienda valorada en $127 000 en el complejo “The Beach Club at Fontainebleau” en septiembre de 2015.

Eugenio Vásquez Orellana fue presidente del Banco de Venezuela y estuvo al frente del Metro de Caracas y el Banco Nacional de Vivienda y Hábitat, según reportan medios venezolanos.

Según su perfil de LinkedIn, Vázquez Orellana es socio de Consultores Vision 2020, una empresa venezolana dedicada a “la prestación de servicios de asesoría en materia financiera, inversiones”, supuestamente es parte del Grupo Vasorelly, una empresa disuelta en 2014.

También a finales de la semana pasada circuló una información en redes sociales sobre la exjueza venezolana Dayva Soto, quien vive en el sur de la Florida y se desempeñó en su cargo entre 1998 y 2007.

Dayva Soto fue acusada de haber “metido preso a [Henrique] Capriles y ordenado la detención a Leopoldo (López)”.

En la noche del viernes, un pequeño grupo de venezolanos llegó hasta la casa de la exfuncionaria para confrontarla y decirle “en esta vida se paga todo”.

La protesta ocurrió a la entrada del Country Club de Weston Hills, donde Soto y su esposo Rafael Ricardo Jiménez compraron una vivienda valorada en $925 000 en abril del 2008.

Soto escribió después en su cuenta de Twitter que el acoso había sido “un atropello para mi persona y mi familia, sin ni siquiera saber mi nombre ni conocer de mis actuaciones”.

También recalcó que, al contrario de lo que se le acusaba ella fue la que otorgó la libertad en 2004 al alcalde Henrique Capriles, quien la apoyó en la red social.

“En efecto, ella tuvo la valentía de darme la libertad cuando casi 40 jueces habían ruleteado el caso. Honor a quien honor merece!”, escribió Capriles.

José Antonio Colina, presidente de la organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX), dijo en una declaración en Facebook que “es verdad que la juez no tiene nada que ver con el caso de Leopoldo López (…) pero el que sí tiene que ver el chavismo es su esposo, Ricardo Jiménez Dan”.

Jiménez habría sido “director de seguridad del Tribunal Supremo de Justicia y viceministro de seguridad jurídica del Ministerio del Interior y Justicia”. Es además capitán del Ejército retirado, egresando en la misma promoción que Diosdado Cabello y Jesse Chacón.

“Es importante que tengamos cierta responsabilidad a la hora de difundir informaciones por las redes sociales. Es importante verificar”, dijo Colina por su parte, pidiendo que no se grabe a niños y advirtiendo a los venezolanos de no actuar dentro de una propiedad privada. “Uno puede protestar en las calles, en las aceras”.

Loading...