Inicio Cuba «Martín perdida en el bosque»: amor, consumismo y tragedia

«Martín perdida en el bosque»: amor, consumismo y tragedia

MADRID, España.- En el año 1983 la televisión cubana estrenó una telenovela que cautivó a la audiencia y se convirtió en un clásico inolvidable: Rosas a crédito, también conocida como Martín perdida en el bosque. Basada en la novela homónima de la francesa Elsa Triolet, esta historia se adentra en el mundo del consumismo desenfrenado y sus consecuencias devastadoras.

La trama gira en torno a Martín, una joven cegada por su afán de consumismo, quien descubre los peligros de la sociedad de consumo y el bienestar superficial que amenaza con destruir el tejido mismo del mundo moderno. Su amor, Daniel Donelle, se ve desafiado por las ideas de Martín, y su vida toma un giro trágico cuando se mudan a un moderno apartamento. Martín, en un intento de escapar de la vorágine del consumismo, se sumerge en el bosque, enfrentándose a un destino horrible al ser devorada por las ratas. La trama se complica aún más cuando Daniel, en su dolor, crea el perfume “Martín Rosado” como un homenaje al sufrimiento.

Esta narrativa fue llevada a la pantalla en dos ocasiones por la televisión cubana. La mencionada de 1983, estuvo protagonizada por Susana Pérez, quien logró conectar con el público de manera extraordinaria; y la segunda adaptación, en 1996, tuvo como protagonista a Tahimí Alvariño, que mantuvo viva la esencia y el impacto de la historia.

La expresión cubana “andas como Martín perdida en el bosque” se arraigó en la cultura popular, aunque con un significado poco relacionado con la historia de la telenovela.

En una reciente entrevista de Susana Pérez con CubaActores, la actriz además de destacar que fue la primera vez que trabajó con su hijo Roberto San Martín, expresó: “Yo recuerdo con mucho cariño esa novela, haber trabajado con Fidel Pérez Michel —personaje coprotagónico—, dirigidos por Abel Ponce. Creo que los dos, tanto Fidel Pérez Michel como yo, estábamos en nuestro mejor momento, lo dimos todo y logramos que una telenovela que se hizo sin pretensiones, toda en un estudio con un mínimo de exteriores y en blanco y negro, quedara en el imaginario del público cubano para siempre”.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.