Inicio Cuba Nicolás Cabezón: vida y legado entre dictaduras 

Nicolás Cabezón: vida y legado entre dictaduras 

MIAMI, Estados Unidos. – En un viaje que trasciende fronteras y generaciones, el cortometraje documental Cabezones se presentó el pasado fin de semana en Valladolid. De acuerdo con el reporte de la agencia de noticias EFE, la obra narra la saga de Nicolás Cabezón, un emigrante español cuya vida entre la Península y la Isla se convierte en un relato de lucha y adaptación.

Dirigida por el escritor y dramaturgo Luis Enrique Valdés y el actor Alberto Maceo, ambos exiliados cubanos, la obra abarca desde los inicios de Cabezón en Pobladura de Sotierra hasta que se convirtió en el propietario de la ferretería más emblemática de La Habana

“La inmigración siempre es dura y siempre tiene un montón de matices… siempre es forzada y tiene un matiz político grande y, si vienes de Cuba, económico también”, dijo a EFE Valdés, quien encontró paralelismos entre su experiencia y la de Cabezón​​.

“Hay muchos puntos de contacto entre la historia de Nicolás y la nuestra: el irse forzosamente de tu país, dejar a tu familia y a tus vecinos para levantarte en otro lugar del mundo”, apuntó el dramaturgo.

Cartel de 'Cabezones'
Cartel de ‘Cabezones’ (Imagen: Luis Enrique Valdés Duarte – FB)

El corto, que se distingue por su narrativa en blanco y negro y su duración de menos de 20 minutos, se apoya en imágenes de archivo y los relatos de los descendientes de Cabezón para pintar un cuadro vívido de las realidades de la emigración y la adaptación cultural. Maceo, al referirse a la obra, destacó cómo la ferretería de Cabezón, aún conocida por muchos como “Cabezón y Feito”, se convirtió en un símbolo de prosperidad en la Cuba pre-revolucionaria​​.

El corto también expone cómo la travesía de Cabezón refleja no solo el deseo de superación personal sino también las complejidades políticas de su tiempo, desde la dictadura de Francisco Franco en España a la Cuba de Fulgencio Batista y, finalmente, a la de Fidel Castro. Este último régimen, aún vigente, marcó el fin de su estancia en la Isla y lo llevó a un segundo exilio en Estados Unidos, donde abriría una nueva ferretería (específicamente en Miami).

“La enseñanza mayor es que contra el esfuerzo nada puede y él se dio 40 veces contra un muro y tiene el mejor apellido puesto y consiguió levantarse, porque allí donde llegaba sólo encontraba dificultades”, concluyó Valdés.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.