Panamá ofrece a cubanos varados un boleto de regreso a la isla y 1650 dólares Cubanet

25

Cubanos en un albergue en Chiriquí (Martí Noticias)

MIAMI, Estados Unidos.- Panamá ha dado un plazo de quince días hábiles a los migrantes cubanos que permanecen albergados en Gualaca para que analicen una oferta hecha por las autoridades de comprarles el boleto de regreso a la isla y darles además 1650 dólares, informa el diario independiente 14ymedio.

Señala la publicación digital que los detalles salieron a la luz en un encuentro entre los cubanos albergados y el viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario.

Se trata de la propuesta del gobierno panameño para acabar con la crisis de los migrantes cubanos, que quedaron varados en ese territorio centroamericano tras el fin de la política de “pies secos, pies mojados” en enero pasado.

“Esta opción es un proceso de repatriación voluntaria. Es la manera de obtener una visa para regresar a Panamá legalmente y tener un capital semilla para procurarse un futuro diferente para ustedes y para su familia”, explicó el viceministro de Seguridad a más de un centenar de cubanos reunidos en el comedor del albergue temporal en Gualaca, según unas grabaciones a las que 14ymedio tuvo acceso.

Quienes no se acojan a esta oferta, podrán regresar al país por donde llegaron o continuar viaje como indocumentados.

“Panamá y Cuba tienen relaciones diplomáticas y esta opción ha sido consultada con representantes del consulado y la embajada de Cuba en el país”, dijo el viceministro.

Las autoridades ofrecieron a los migrantes un pre-registro de aplicación a visa que les permitiría conseguir una entrevista en el consulado panameño en Cuba a fin de obtener un visado de turismo. Así podrían viajar al país centroamericano a hacer compras para los negocios que comenzarían en su país, de acuerdo a la visión del viceministro.

El gobierno panameño facilitaría el trámite para regresar a su país a los migrantes que llevan más de dos años fuera de Cuba y ya han perdido la residencia en la isla, debido a las leyes vigentes.

Sin embargo, varios migrantes manifestaron al diario cubano su descontento con las medidas propuestas por Panamá. “Voy a seguir, no puedo regresar a Cuba a estas alturas”, confesó a 14ymedio una migrante que está allí con su hijo de once años y su esposo.

“Después de seis meses en esta espera desesperante y ahora salen con esta mierda. Yo no tengo casa en Cuba, no tengo nada, porque todo lo que tenía lo vendí. Virar para atrás, ¿para qué? ¿Para vivir debajo de un puente?”, añadió Nirvia Álvarez, la migrante entrevistada.

El viceministro panameño explicó durante el encuentro que tanto la opción de un tercer país que los acoja como la regularización en Panamá están descartadas.