Inicio Cuba Prepárense pa’ lo que viene

Prepárense pa’ lo que viene

LA HABANA, Cuba. – Mayores estrangulaciones económicas a los cubanos pueden deducirse de las sesgadas informaciones sobre el Presupuesto del Estado para 2023, emitidas por Meisi Bolaños, Vladimir Regueiro y Maritza Cruz, ministra, viceministro primero y viceministra de Finanzas y Precios, respectivamente, y Mary Blanca Ortega, jefa de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), en la “Mesa Redonda” del pasado 16 de enero.

Lo único claro de las declaraciones de estos funcionarios fue que se subirán los impuestos y que el peso tiene que recuperar su valor, aunque no se elevarán los salarios ni las pensiones. Es decir, la inflación continuará. 

Las autoridades ordenan esperar hasta que se restituya el valor del peso con el Programa de Estabilización Macroeconómica, que Meisi Bolaños enunció como prioridad en apoyo a esa política trazada por el vicepresidente Alejandro Gil. Con ese fin, se establecen mayores impuestos para compensar el gran déficit y el fortalecimiento del control del municipio y desprenderse del caos  que ha creado el propio Gobierno. 

Sin embargo, la información sobre la eliminación del 10% de impuesto a las nuevas Mipymes en 2023 acaparó los reportajes de los medios independientes e internacionales. Para las que comenzaron en 2022 ese beneficio se mantiene. Precisamente, debido a que los nuevos emprendedores tienen que abrirse mercado y han utilizado sus ahorros para poner en marcha negocios muy inciertos, la exención del impuesto es necesaria. Sin embargo, cuando el Gobierno publicita la autorización de nuevas Mipymes para mostrar la “gran apertura” pone todos los obstáculos posibles, como la presión para el llamado encadenamiento con las empresas estatales y para establecer las filiales de los sindicatos, el Partido Comunista y la Unión de Jóvenes Comunista. 

La única actividad exitosa en el país, debido al esfuerzo independiente y con recursos propios, es nuevamente embestida por los recelos de la cúpula política, que es incapaz de animar las “empresas estatales socialistas” con las decenas de medidas y la supuesta autonomía respecto a los mandatos de la planificación centralizada y los escalones de mando. 

Los trabajadores independientes utilizan medios, insumos y materias primas gestionadas con muchas dificultades porque el Gobierno no les vende al por mayor y deben comprar a altos precios incluso en el mercado informal, sin poder acceder directamente al comercio exterior por cuenta propia usualmente.

Las opiniones de la población bien fundamentadas y demostrativas de las vicisitudes de los cubanos ―para tratar de demostrar a la comunidad internacional que se escucha al pueblo― son recibidas y publicadas selectivamente en el portal oficial Cubadebate. El Ministerio de Finanzas y Precios se justifica y trata de convencer para no cambiar nada. 

Cuando las personas han estado huyendo de los trabajos durante decenios por las malas condiciones laborales, los bajos salarios y las presiones políticas, la carencia de fuerza de trabajo en todas las actividades del país y la estampida hacia el extranjero dificultan más la producción y, por tanto, la recuperación económica. Las autoridades tienen que abrir todas las posibilidades a quienes están urgidos de medios económicos para sobrevivir y progresar libremente en provecho de Cuba.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad