Presentan informe de lesiones por ‘ataque’ a diplomáticos de EEUU en Cuba Cubanet

Policía frente a la Embajada de EEUU en La Habana (foto de Internet)

MIAMI, Estados Unidos.- La Asociación de Servicios Exteriores de Estados Unidos (AFSA, por sus siglas en inglés), sindicato que representa a miembros del Servicio Exterior de los Estados Unidos, confirma que los diplomáticos en La Habana fueron diagnosticados con lesión cerebral y pérdida auditiva, junto a otros síntomas como “desorden cognitivo”.

AFSA dice que se reunió y habló con diez funcionarios que sufrieron daños a su salud como resultado de los ataques, informó la cadena CBS.

El Departamento de Estado dice que por lo menos 16 estadounidenses se han visto afectados por los “incidentes”. Cinco funcionarios canadienses también sufrieron síntomas similares.

Algunos funcionarios fueron llevados a Miami para tratamiento y exámenes, y varios optaron por terminar sus asignaciones en La Habana. Los analistas de inteligencia se están centrando en si las ondas infra y ultrasónicas de dispositivos encubiertos destinados a los hogares de los diplomáticos, alquilados por el gobierno cubano, pueden haber causado las lesiones.

Mientras que el Departamento de Estado no ha anunciado una causa definitiva o fuente de los ataques, expulsó a dos funcionarios de la embajada cubana en mayo. Se trata de Frank Silva Hernández y Joel Lago Oliva, a quienes se fichó como agentes de inteligencia.

Cuba, en tanto, niega cualquier participación en los ataques.

Por su parte Rusia ha respondido a las sugerencias de que el Kremlin pudo haber estado involucrado en el ataque. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, María Zakharova, calificó de “absurdas” dichas insinuaciones.

En una rueda de prensa en Moscú el jueves, la funcionaria dijo que mencionar esa posibilidad “no ayuda a la normalización de las relaciones bilaterales” entre los Estados Unidos y Rusia.

“Estamos dispuestos a ayudar a la parte cubana a investigar el asunto y determinar los hechos”, dijo.

El Departamento de Estado se negó a comentar públicamente si aceptaría la participación de Rusia en la investigación de los ataques.

Loading...