Inicio Cuba Régimen de la Isla acusa de “atentado” a rapero Maikel el Obsorbo

Régimen de la Isla acusa de “atentado” a rapero Maikel el Obsorbo

Rapero cubano Maikel el Obsorbo. Foto del autor

LA HABANA, Cuba.- El rapero Maikel Castillo Pérez, conocido en el ambiente cubano como Maikel el Obsorbo, podría ser condenado a prisión por el delito de “atentado”, sin embargo, las autoridades judiciales cubanas no permiten que su abogada acceda a su expediente, luego de que el Tribunal Supremo declarase “no ha lugar” el Habeas Corpus presentado.

“El Habeas Corpus se entregó inicialmente en el Tribunal Provincial”, cuenta la actriz Iris Ruiz, quien ha corrido, junto al artista Amaury Pacheco, con la defensa del rapero.  “Allí lo negaron, y entonces apelamos al Tribunal Supremo, que en ese momento aceptó el recurso”.

“Nos exigieron una audiencia con representación letrada, por tanto, contratamos a una abogada que debió revisar el expediente para ampliar el Habeas Corpus, que inicialmente había sido redactado por Cubalex, con el autorizo de representación de Maikel”, cuenta Ruiz.

Pero nada de eso sucedió. El Tribunal Supremo, después de haber aceptado el recurso legal, decidió declararlo “no ha lugar”.

Según denuncia Amaury Pacheco, la abogada “se reunió con la presidenta del Supremo y le informaron que la decisión era condenarlo”, aunque aún no se saben los cargos que enfrentará, pues la letrada que lo representa no ha podido acceder al expediente del artista.

Iris Ruiz contó cronológicamente a CubaNet los acontecimientos que pusieron al rapero en estas circunstancias.

“El 21 de septiembre Maikel el Obsorbo dio un concierto en La Madriguera”, al cual invitó a varios amigos artistas, que terminaron pronunciándose contra el Decreto 349. “El 25 por la mañana lo fueron a buscar a su casa y se lo llevaron preso para Cuba y Chacón. En menos de dos horas lo trasladaron para el Vivac, donde estuvo 7 días, y después se lo llevaron a Valle Grande”, donde permanece desde entonces, según sus amigos.

Omni Poeta asegura que Maikel está “resistiendo porque sabe que hay mucha gente apoyándolo afuera”. Contó también que en Valle Grande hay un suboficial, que llega con aliento etílico, que “se llama Lewis, pero le dicen el rompecartas, que no le permite entrar ni cigarros ni comida. Que le rompió las cartas y los documentos y que lo provoca todo el tiempo”.

Por otro lado, para Ruiz, la intención de encarcelarlo viene desde el mes de junio, y estaban buscando el pretexto.

“En aquella ocasión él estaba en el parque Cristo, en la Wifi. Andaba con su niña de 2 años y había un operativo para coger a alguien por drogas. Maikel, como el resto de la gente, se puso a filmar, pero una señora lo delató con los policías que estaban haciendo el operativo. Ellos entonces le comenzaron a dar golpes, y entre tres lo llevan hasta el piso y uno de los agentes se hace un rasguño en la cara”, contó Iris.

“Lo metieron en un carro de policía y poco después lo tiraron en la calle en chancletas, el celular roto y con la niña de dos años. El fiscal, no obstante, le aplicó el artículo 8-3 del Código Penal, que lo que lleva es una multa, la cual él pagó el mismo día. Esa vez no se le formuló acusación penal, sino que se le dio un tratamiento administrativo, o eso fue lo que dijeron, porque al parecer no fue así, pues cuando se lo llevaron en septiembre le dijeron que habían reabierto el caso. La abogada nos explicó que sí hay una ley que permite reabrir el código 8-3, pero solo en caso de que, por ejemplo, a la víctima le hayan aparecido consecuencias graves después de la herida, como una operación de urgencia, un tumor, o la muerte; pero no es el caso”.

Entonces si lo juzgaron ya, “¿por qué se reabrió un caso pasado que no tuvo consecuencias mayores, y encima lo acusan de atentado por ello?” se pregunta Ruiz. La respuesta es clara, necesitan un pretexto para encerrarlo por contestatario y por protestar públicamente por el Decreto 349 en pleno concierto.

“Maikel es un producto de su realidad, la del parque Cristo de La Habana, donde tuvo que desarrollarse en uno de los ambientes más fuerte La Habana”, analiza Pacheco. “Pero encontró en el Hip Hop una manera de decir la verdad, lo cual lo pone en una posición de desventaja, aunque al mismo tiempo le da fortaleza, porque su propuesta artística convive con su marginalidad”.

“Uno de sus primeros trabajos con una lírica muy acertada fue Por ti señor, directamente en contra de Fidel, aunque también tiene otras canciones importantes que son pequeñas biografías” cuenta Pacheco.

“Maikel es uno de los pocos raperos que ha estado preso por ser directamente contestatario. El arte urbano le ha creado una conciencia extra y él sabe que está conectado con mucha gente, que esta es otra modalidad de lucha”.

Entretanto, para Omni Poeta ahora lo que nos queda “es empujar entre todos, porque no hay justificación alguna para que Maikel sea juzgado”.