Inicio Cuba Roberto Quiñones presentará dos libros en Miami

Roberto Quiñones presentará dos libros en Miami

LA HABANA, Cuba. – El viernes venidero tendrá lugar la presentación en Miami de varios libros de Roberto de Jesús Quiñones Haces, exprisionero político y periodista de CubaNet. Este evento, que la bloguera Yoani Sánchez recomendó en su “Cafecito Informativo” del pasado lunes, está previsto que comience el referido viernes a las 7:30 de la noche, en el Museo Americano de la Diáspora Cubana, sito en el número 1200 de la Coral Way.

Las obras a ser presentadas son dos: el poemario Escrito desde la cárcel y el libro de cuentos La chica de nombre eslavo. Se trata de la tercera edición de este último, que es la primera obra literaria escrita en prosa por mi colega y fue publicada inicialmente en 2014. En opinión de Quiñones, la versión actual es “la mejor de las tres”. Por ello comenta sobre ese libro: “Ahora sí estoy muy satisfecho con él”.

En cuanto al poemario, este reúne todos los versos creados por el escritor —cienfueguero de nacimiento y guantanamero por adopción— durante las dos estancias que ha tenido en las prisiones políticas del castrismo. El núcleo del libro de poemas está constituido por los 27 que lo componían cuando en 2001 ganó el concurso de la revista Vitral, que por aquellas fechas aún dirigía su fundador Dagoberto Valdés.

Pero tras recibir ese premio, el autor siguió padeciendo la “hospitalidad” castrista durante otro par de años. En este tiempo escribió otros 62 poemas. Estos, junto a los antes mencionados, fueron objeto, por parte de la Editorial Oriente, de Santiago de Cuba, de una publicación de título más trivial: Los apriscos del alba. En su machón se afirma que fueron impresos 1000 ejemplares.

En realidad, la tirada fue mucho menor y tuvo carácter no solo casi clandestino, sino también vergonzante. El mismo Quiñones me ha recordado que se enteró de la publicación solo por habérselo comentado yo tras verlo en exhibición (no a la venta) en la Feria del Libro de La Habana, en 2008. A Guantánamo fueron enviados, a lo sumo, una cincuentena de ejemplares, y la mayoría de ellos fueron convertidos en pulpa poco después.  

En la versión que ahora se presentará se ha vuelto al título original: Escrito desde la cárcel. En esta se han incluido también los otros cinco poemas creados por Roberto durante su segunda temporada en prisión (2019-2020). Refiriéndose a ella, el autor comenta: “Todos los poemas que he escrito estando preso se hallan en esta edición”; y puntualiza: “Esa es su singularidad”. De las “tres ediciones diferentes”, agrega, “esta es la más completa y terminada”.

Esos dos títulos que he reseñado en forma muy sintética son —pues— los que serán presentados en el miamense Museo Americano de la Diáspora Cubana. Con motivo de ese acontecimiento literario, el autor desea expresar agradecimientos especiales al poeta Joaquín Gálvez (cuya tertulia será el marco para la presentación) y Armando Añel (quien intervino de manera destacada en la edición de ambos libros).

Al respecto, Quiñones expresa: “Aclaro que todavía no los conozco, así que ardo en deseos de darles el abrazo que merecen por su ayuda al ofrecerme de forma tan generosa ese espacio y la posibilidad de publicar en la Editorial Neo Club Ediciones Press”. 

Con motivo de la presentación de los dos libros, viene al caso mencionar a Jorge Núñez Motes. Este señor se desempeña desde 1992 como presidente provincial en Guantánamo de la UNEAC (Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba). O sea: ¡Lleva 30 años adherido a ese cargo! Este hecho, por sí solo, resulta portentoso, pero lo es más si tenemos en cuenta que, aunque se dice escritor,… ¡él jamás ha publicado un libro!

Desde su cargo burocrático, este sujeto se ensañó con Quiñones. En 1999, con ocasión de su primer arresto, se negó a informar a la UNEAC sobre las clamorosas irregularidades del proceso; tras su salida de prisión, impidió la participación del jurista y escritor en las ferias del libro, y tampoco lo ayudó a encontrar trabajo (algo a lo que estaba obligado, según los reglamentos de la organización); asimismo obstaculizó que viese la luz una selección de la obra poética suya, pese a haber sido aprobada esta en 2006.

Pero, como reza el refrán: Donde hay desquite, no hay agravio. Roberto se ha resarcido con creces de toda esa mezquina persecución. Y lo ha hecho del único modo en que el talento sabe hacerlo ante la mediocridad. En la página 118 de su libro, en el cuento “Después de la película del sábado”, aparece una clara alusión al personaje: un “escritor que antes fue un defenestrado pero hoy tiene gran ascendencia en el mundo cultural de la provincia, aunque según las malas lenguas no ha escrito absolutamente nada”. Como reza la frase popular: Verde y con puntas, guanábana.

Me parece magnífico que, tras sufrir tanto encierro y acoso, el colega Quiñones pueda presentar varios libros de su autoría. Espero que estos alcancen el éxito que él se merece. Y confío en que los críticos literarios libres no dejen de comentar esa valiosa obra.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad